UNA INDIGNADA SOCIALISTA.

Posted on Noviembre 20th, 2014 in General by conchitalloria  Tagged , , , , ,

RESPUESTA A DECLARACIONES DE JOSE BONO EN EL ROJO VIVO.UNA INDIGNADA SOCIALISTA.

En el programa “Al Rojo Vivo” escucho a Jose Bono decir que son un partido que tiene 158 años y que hace 38 años que en España se terminó el miedo, (las cifras exactas no las recuerdo).

Me parece impresentable lo que está diciendo. El partido socialista actual solo se representa por los años en que se constituyó en partido después de la transición.

Y no fue un partido libre, con un programa libre, puesto que hubo los pactos de la Moncloa, en que personajes del antiguo régimen, siguieron poniendo las bases para la transición a la democracia, bien expresado, transición, no democracia. Y ahí nos hemos quedado, en la transición, pues al no crecer democráticamente hemos caminado hacia atrás.

Si tuviera el espíritu de los cien años de honradez, seguiría defendiendo la Republica como forma de gobierno democrático y defendería el desarrollo de un país laico, respetando las creencias religiosas, en la intimidad, pero sin mantener los pactos ni los privilegios, con una religión que apoyó el golpe de estado, que bendijo la guerra civil y a los ganadores, pues así rezaba la placa en una calle de Madrid, “calle Francisco Franco, por la gracia de dios”. Amén de hacer leyes que beneficiaran a los ciudadanos honrados y no que persiguiesen a los roba gallinas, y dejasen en libertad todo tipo de corrupción, con el dicho de que quien hace la ley hace la trampa.

Los votantes socialistas, republicanos, les hemos dado el voto, incluso mayoría absoluta, sabiendo y entendiendo lo difícil que era salir de esa tela de araña en donde todo estaba y seguía bien atado por el antiguo régimen.

Hasta que descubrimos que una inmensa mayoría de políticos, se habían vendido al enemigo y ya eran todo menos socialistas, y sus ayuntamientos y comunidades tenían casi los mismos casos de corrupción que los del Partido popular, en los que sus votantes presumían de ser franquistas y de no renunciar ni rechazar al dictador, demostrando con ello que la corrupción, ni los privilegios, ni los apoyos a la iglesia iban en contra de sus principios.

Bono y compañía, se olvidaren que mientras ustedes miraban para otro lado, y muchos se corrompían, las familias que les votaban, cada día sentían más asco de lo que estaban realizando, pues en una dictadura, teníamos la pistola en la nuca, pero que en la transición permitieran que se realizase este robo a los ciudadanos, era imperdonable.

Y cuando se miente en los análisis, se miente en las demás informaciones. El miedo perdura hoy. Los delatores aún viven, nadie los juzgo, como nadie juzgo los crímenes de la dictadura.

Los integristas religiosos siguen ahí, y al igual que en el pasado te venían a buscar por no ir a misa, eso quedó grabado con fuego en la mente, y por si acaso esto vuelve atrás, estemos a bien con la iglesia.

No se ha curado ninguna herida, pues no se reparó ninguna injusticia de las realizadas durante los 40 años. Al revés, se vieron aumentadas, con el desprecio absoluto de los que se llamaron Republicanos y de izquierdas.

Se han arrodillado y han querido arrodillarnos a la ciudadanía a que perduren las antiguas tradiciones y creencias, pero no lo han conseguido.

Los franquistas que de la noche a la mañana eran demócratas, ya sabemos que siguen en el mismo sitio, no tienen pensamiento propio, tienen el de la ideología y el de la defensa de sus intereses económicos e incluso el de algún iluso que se cree que sus pecados, le son perdonados si se mantienen bajo el manto de la madre iglesia.

Pero los socialistas no somos esos ciudadanos, fuimos los que luchamos por la libertad, los que vivieron honradamente, los que emigraron por no poder soportar esta oscuridad y esa crueldad, fueron los que pensaron por sí mismos, los que leyeron, estudiaron y vieron lo que oros países tenían, vieron un fututo incluso de corrupción mucho antes de que en España se pudiera descubrir por estar todo perfectamente orquestado, para que no saliese a la luz ni una noticia de corrupción y malversación de fondos con la censura que tan bien ejercía Fraga, un ministro que después de ser del Régimen dictatorial franquista ministro, fue elegido en las urnas, para vergüenza de los demócratas.

Y el final de la dictadura fue la ruina económica de España. Un agujero por el que el dinero entra por un lado y salía directamente por el otro. Una España totalmente atrasada y endeudada.

Y el final de la transición ha sido una España que construyo carreteras, aeropuertos, “pirámides llenas de momias” y construyo una sanidad y una educación pública, añadiendo un departamento de protección social que dio de ganar millones y millones de euros a los constructores, que se llevaron el dinero a paraísos fiscales, en la época de mayor crecimiento, dejaron arruinada al estado y que tuvo que asumir la deuda privada para que no se realizase el rescate, (mayor rescate que este no sé qué es lo que iban a realizar) y dejar endeudado al estado en el cien por cien del PIB por tres décadas, y no pudiendo mantener lo construido, pasarlo , regalarlo a las manos privadas

Señor Bono, no lo han podido hacer peor, lo bueno que hicieron lo hicieron para ganar dinero rápido, no para que España creciera y subiésemos nuestro listón en calidad de vida. Lo tenemos que pagar todo, por lo tanto, no han realizado nada.
Es como el que compra una casa con una hipoteca, se queda sin trabajo y el banco se la queda. No tienen casa, han perdido el dinero.

Todo nuestra vida está en manos de los bancos, y los socialistas son responsables de ello, pues no esperábamos que un partido que hablaba de honradez, pudieran demostrarnos lo poco que son y que poco les ha durado el barniz que decían poseer,

Peor de lo que lo han hecho es imposible que Podemos u otras fuerzas políticas emergentes lo puedan realizar. Nadie cree en varitas mágicas. El poder económico, como Podemos también los va a estrangular, pero solo con que cambien algunas leyes y sean honrados, esta país ya cambia. Y para los corruptos esto no es nada, pero para los honrados en muchísimo. Fíjense, no pedimos dinero, pedimos justicia, honradez, dignidad, pues así, todos tendrán lo mínimo para vivir dignamente.
Y claro que los más ricos son los que tienen que pagar mucho más, claro que sí. Y que se vayan ellos y sus negocios a otros países, Ya se crearan empleos con empresas que utilicen su saber en crear trabajo, no en ser un negocio inmundo y pestilente.

La vida es demasiado corta, para que unos pocos sean dueños del mundo, que lo obtienen robando a todos los demás. ¡Leyes democráticas, que les quite el poder a esos ladrones de guante blanco que se creen que sin ellos se hunde el barco, cuando son ellos los que han hundido la flota”!

Conchita Lloria

  • Comments Off

SUAREZ, ANRES DE PERDER LA MEMORIA SUPO QUE SI HABIA VENCEDORES Y VENCIDOS

Posted on Marzo 24th, 2014 in General by conchitalloria  Tagged , , ,

Ha muerto Adolfo Suarez. Primer Presidente de la transición española.

No puedo emplear las palabras aceptadas socialmente para transmitir el pésame, pues suena huecas y sin sentido: “descanse en paz, mi más sentido pésame”, en mi cerebro.

Ese cuerpo, que decimos que descanse, se descompone o se incinera y el sentido pésame, (supongo que significa que le acompaño en su dolor), no encaja, pues, con 81 años y con una enfermedad como sufría desde hace diez años, deseando a los demás, lo que deseo para mí, que la muerte me viniera a visitar lo más rápido posible, no es un día de pesar, sino un día de liberación como lo vivo.

La escenificación de la muerte, desfiles militares, títulos póstumos, reconocimientos que solo se entregan después de muertos y un largo desfile de autoridades civiles y religiosas, en la que, ahora sí, se permite a la ciudadanía acercarse al Congreso, para decirle el último adiós, a un presidente olvidado y vilipendiado a lo largo de los años.

La escenificación de la muerte. Me imagino el entierro de Aznar, de Felipe Gonzalez o de Zapatero, y pienso que la muerte permite cambiar el discurso de inmediato. El que era el peor presidente, se convierte en el mejor, y recibe los mismos honores institucionales que el que se denomina el mejor presidente. La muerte, les iguala a la hora de recibir honores. La muerte, como ex presidentes, les iguala en todo aquello que vivos les ha separado, les hacen lo mismo, pues viene en el guión, no importa para nada sus cualidades, en el guión de ex presidentes, todos reciben lo mismo.

Soy de los que no me trague la transición. Al poco tiempo decía a mis amigos y familiares, ¿Qué ha cambiado? ¿En España pactamos la transición o encontramos petróleo?

De una España totalmente empobrecida, en la que el Ministro de Haciendo decía de las empresas del INI que eran un calcetín con un inmenso agujero, en donde entraba dinero por un extremo y salía por el otro de inmediato, sin mejorar nada, a crecer “mas” que los países europeos, nos vendían.

Claro, decía, nos llevan 40 años de progreso, nosotros lo tenemos todo por hacer, y Europa tiene un crecimiento sostenido.

El tiempo nos demostró, que Adolfo Suarez hizo muchísimo rompiendo las fuertes cadenas que nos ataban al franquismo, y realizando muchísimo esfuerzo, consiguió pactos y legalizaciones, que le costaron su puesto y su carrera política. Eso le engrandece todavía más, ante la imagen que estamos presenciando de la vida política actual, llena de corrupciones y todos permaneciendo aferrados a su cargo.

Pero para los que ya sabíamos lo que era la libertad, entendimos que siendo mucho, seguía todo atado y muy bien atado, y que la izquierda lo acepto, como único medio de poder llegar al poder y quizás desde el mismo, intentar cambiar las cosas con mayor celeridad.

Lo que empieza mal, termina mal. A Suarez lo derrotaron los suyos, no le perdonaron la traición al régimen franquista, y a la democracia le derroto el capitalismo feroz que se instaló en el país, era el momento de hacerse ricos en pocos años, era el sueño americano, sin necesidad de hacer las américas, era pura especulación y se crearon todas las burbujas sectoriales, hasta terminar en la última crisis , la de los 30 años, que tan bien define Marx, final de un ciclo, para de nuevo empezar a crear la siguiente crisis. El sistema no da para más, solo se hacen ricos, empobreciendo a los ciudadanos de la clase media, que con su trabajo, ha conseguido ahorros y propiedades, pero no solo el capitalismo se nutre de los ahorros de la clase media, sino que el rehén es el estado, que en nombre del crecimiento, de la creación de empleo, avala créditos millonarios de empresas que terminan con las ganancias en paraísos fiscales y que ante el desplome empresarial, el estado, como aval se hace cargo de la deuda privada, amén de la pública, que es más de lo mismo, grandes obras en infraestructuras y en otros sectores, que dejan empeñados a las comunidades y ayuntamientos por décadas, pero que han llenado los bolsillos de esos empresarios que en los tiempos de mayor crecimiento de la historia, el resultado de su labor, fue arruinar todas sus empresas y crear una tasa de desempleo, imposible de soportar por nuestros ciudadanos…

Este es el final de Adolfo Suarez, y este es el final de la transición.

No muere Suarez solamente, muere lo que nació con ruidos de sables, con miedo, y con ambición, sin importarles ,ante el progreso económico, reforzar las leyes y rompiendo los pilares antidemocráticos, construir unos nuevos, desde el respeto a los ciudadanos, desde la dignidad y desde la justicia.

No han existido esos valores.

Si han existido personas que durante estos 30 años , han vivido con dignidad y han realizado su trabajo de servicio con honradez y conocimiento, pero el resultado de este ciclo, es una deuda del 100% del PIB, es una pérdida de derechos y de libertades, y es ver, con asombro, como todos los pilares antidemocráticos del franquismo, permanecen activados, y lo demuestra la corrupción y el poder que se tiene con una mayoría absoluta, que permite que se desmantele el estado, pues no hay ni una sola ley que nos proteja del saqueo de los poderosos, que se han acercado al poder, con el único propósito de enriquecerse, y no de gobernar con justicia, sino corrompiendo todo lo que tocan, pues es la forma de comprar votos.

Cuando termino el franquismo, la deuda de España sería seguramente igual que la actual, simplemente le dieron un tiempo de carencia, para que las arcas del estado se llenasen y pudieran pagarla. Eso era riqueza para muchos ciudadanos que se acercaron al poder. El ciudadano contento, con las migajas. No sabían, que esas migajas iban a tener un precio muy alto.

Hoy enterramos a Adolfo Suarez, y por desgracia, no podemos enterrar esa transición que ha llevado a España al inicio de la misma.

La prensa se muestra en su mayor parte ofensiva con los derechos ciudadanos recogidos en la Constitución. Nadie castiga las mentiras, mentiras durante las campaña electorales, mentiras desde el gobierno. No se cumple nada de lo que en la oposición se defiende. No se castiga la corrupción, no se castiga el fraude fiscal, no pagan los ricos los impuestos que le corresponden, en una inmensa mentira de que son los creadores de empleo. Los creadores de empleo y sostenimiento de la sociedad, somos los ciudadanos, que en nosotros recae todo el peso fiscal y que en un golpe de mano financiero, hemos saneado la banca, de los millones y millones que se han llevado los gestores a su vida privada, y no sucede nada, nadie les hace devolver el dinero y pasar el resto de su vida en la cárcel.

Adolfo Suarez, antes de morir, por su enfermedad, perdió los recuerdos de su vida. España, ha perdido la memoria también, pero no olvidemos que un partido en el gobierno, el PP, no quiere que esa memoria se conozca, dicen, que no se puede abrir heridas, que hay que cerrarlas, cuando la única herida que se puede cerrar, es la que se abre, las tumbas abiertas, conocer la verdad, juzgar los crímenes realizados, y volver a cerrar esa tumba, limpia y purificada ante las lágrimas de la verdad.

Cuarenta años después de la guerra civil, en el primer gobierno de Suarez, se pacta con todas las fuerzas políticas que no había vencedores ni vencidos.

¿Cómo se atreven a pactar semejante injusticia?

Tan injusto, como pactar con el PP, el gobierno de Zapatero, cambiar el artículo de la Constitución en el que asumían pagar la deuda, por encima de todas las demás prioridades.

Claro que hay vencedores y vencidos.

En 2014 se demuestra de nuevo que hay vencedores y vencidos. Empobrecimiento de la ciudadanía, perdida de libertades, y gobernados por los que mienten a los ciudadanos y gobiernan para el capital, favoreciendo las diferencias de clases.

Claro que hay vencedores y vencidos, como hay personas que trabajan por la dignidad y la justicia y otras, que todo su esfuerzo es destruir la libertad, los vencedores solo necesitan dinero, no libertad.

Suarez, nos diste lo poco que podías darnos, era un nido de víboras. Pero lo intentaste. Los que te siguieron, lo destruyeron, en vez de consolidarlo.

Ese es mi recuerdo para tu obra en tu paso por la tierra.

Conchita Lloria

EL ORIGEN DE ESTE DESASTRE ECONOMICO, ES COMO SE INICIO LA DEMOCRACIA. AHORA SABEMOS QUE LA TRANSICION LIDERADA POR LOS FRANQUISTAS, SOLO PODIA LLEVARNOS A MAS DE LO MISMO

Posted on Octubre 10th, 2012 in General by conchitalloria  Tagged , , , , ,

Voy a colgar en mi blog un artículo de V. Navarro. Simplemente lo hago para darle un mayor valor a mi forma de pensar, pues no he leído su libro, pero desde hace muchos años llevo diciendo lo mismo, y sobre todo lo de la transición , que queriendo presentarla modélica, yo solo sabia decir, “todo sigue igual” “solo vamos a votar”. Eran los mismos, y siguen estando los mismos. Nos dejaron abrir un poco la mano, para que nos confiásemos, pero cuando ya el estado había construido un estado de bienestar en el que ya existían partidas millonarias, llego el momento de presentar su verdadera cara, y todo lo público que funciona bien, hacerlo privado, y todo lo privado en déficit, pasarlo a público. Así es la manera más fácil de hacer a los ciudadanos deudores de la deuda privada, responsable de ellas, y tener que pagarla por encima de nuestras prioridades, pues a partir de ahí, el estado de bienestar ya será gestionado por lo privado, hasta que lo despojen de todo su contenido, y de nuevo sea entregado al estado como deuda.

Conchita Lloria

Copio el articulo:

Vicenç Navarro | vnavarro.org | 10/10/2012

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 10 de octubre de 2012

Este artículo señala que estamos viendo en España , resultado de su crisis financiera y económica, las enormes insuficiencias del estado del bienestar y las grandes limitaciones de su democracia. Ambas realidades son consecuencia de la transición inmodélica de la dictadura a la democracia que cristalizó el dominio de las fuerzas conservadoras sobre el estado y que ha dificultado la corrección del enorme déficit social de España y el desarrollo del carácter plurinacional del país. Ello ha generado una pérdida de legitimidad del estado que está negando a la población española el derecho de realizar referéndums que permitan el rechazo de la ciudadanía a las políticas de austeridad que carecen de mandato popular así como en Catalunya que permitan escoger al pueblo catalán su propio futuro. La resistencia del estado a esta expresión de soberanía popular es profundamente antidemocrática, independientemente de que sea legal o no. Recurrir a la Constitución como fuente de autoridad es la excusa que se utiliza para continuar el dominio de las fuerzas conservadoras sobre el estado.

Cuando volví del exilio me encontré con un establishment profundamente conservador que gobernaba España, que estaba inmerso en una enorme complacencia, traducida en aquella famosa frase del presidente Aznar de que “España va bien”, a la cual se añadía la frase del entonces presidente Pujol (representante del establishment catalán), de que “Catalunya va incluso mejor”. Soy hombre de datos, y me paso la mayoría de mi trabajo mirando y analizando datos económicos, políticos y sociales de los países en los que vivo y de otros que asesoro. Y los datos que yo veía no mostraban ni que España estuviera bien ni que Catalunya estuviera mejor. En realidad, España iba mal y Catalunya iba incluso peor.

Ello motivó que escribiera el libro Bienestar Insuficiente, Democracia Incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país que, al recibir el Premio Anagrama de Ensayo, hizo que se conociera extensamente en círculos políticos y mediáticos de España. Recibí bastante abuso, sin embargo, no sólo, como era predecible, por parte de las derechas, sino también por parte de algunos protagonistas de la Transición de la dictadura a la democracia, que se consideraron personalmente molestos, pues en mi libro señalaba que este proceso de Transición, en lugar de ser modélico, había sido profundamente inmodélico, pues el producto que había producido –la democracia y el Estado del Bienestar- eran claramente limitados e insuficientes. La Transición había ocurrido bajo el dominio de las fuerzas conservadoras que controlaban el aparato del Estado y la mayoría de los medios. Y tales fuerzas continuaron teniendo una gran influencia en las instituciones, no sólo económicas y financieras, sino también políticas y mediáticas, lo cual explicaba el enorme retraso social de España (todavía hoy, treinta y cuatro años después, tiene el gasto público social por habitante más bajo de la UE-15) y la no resolución del carácter plurinacional del Estado español (llegando incluso al extremo que se asignaba al Ejército bajo la dirección del Rey, la función de garantizar la unidad de España, transformando tal aparato del Estado en un aparato de seguridad interna).

He documentado extensamente las consecuencias negativas de tal dominio conservador sobre la España Social en mi libro, El Subdesarrollo social de España. Causas y Consecuencias. No hay lugar a duda que este subdesarrollo social se debe a este dominio conservador en las instituciones del Estado. La evidencia es abrumadora. Ni que decir tiene que la socialdemocracia española corrigió parte del retraso social de España, pero su vocación reformadora, activa en muchos sectores sociales, fue profundamente moderada en las áreas de política económica y fiscal. Y en la reforma del Estado, su federalismo se quedó a nivel narrativo, sin ningún intento de desarrollarlo.

Los hechos que están ocurriendo ahora en España demuestran la falta de sensibilidad social del Estado español y la nula evolución en el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado, tal como yo había predicho y denunciado en mis escritos a la vuelta del exilio. Hoy, a lo largo del territorio español, hay protestas día tras día en contra de las políticas de austeridad llevadas a cabo por el Estado español, que están empobreciendo todavía más a la España Social. Nunca antes desde la Transición se había visto tanta agitación social como ahora. Y en Catalunya, nunca antes el desapego de la mayoría de la población con el establishment español, basado en Madrid, había alcanzado niveles tan elevados. Las profundas crisis financieras y económicas han generado una profunda crisis política. Y todas ellas responden a la misma causa: el enorme dominio de las fuerzas conservadoras sobre el aparato del Estado.

La crisis de legitimidad de las instituciones del Estado

Estamos hoy viendo un creciente malestar, tanto en España como en Catalunya (donde se añade al tema social el tema nacional), que está cuestionando la viabilidad del sistema político fruto de la Transición. Como era de esperar, las fuerzas conservadoras, incluyendo las derechas (aunque también se incluyen voces importantes de las izquierdas), están tomando la Constitución (que sintetizó el desequilibrio de fuerzas durante la Transición) como el texto sagrado que hay que respetar. Es lógico que los movimientos de protesta anti-establishment consideren tal Constitución como una camisa de fuerza que obstaculiza los necesarios cambios que deben realizarse para resolver tanto el problema social como el problema nacional. Las encuestas señalan que la mayoría de la ciudadanía cuestiona la representatividad de las instituciones del Estado, percibiendo tal Estado como una componenda de las élites que dominan los dos partidos mayoritarios, influenciados por poderes financieros y económicos que están imponiendo políticas que nadie ha aprobado en el proceso electoral. De ahí su enorme crisis de legitimidad, que tales élites todavía no han percibido o entendido. Y es lógico y muestra de salud democrática que tales movimientos antiestablishments quieran cambios.

La oposición por parte de las élites gobernantes y de los grupos de presión a estos cambios (cambios que las encuestas muestran que son deseadas por la mayoría de la población) refleja una postura profundamente antidemocrática. Tal oposición también muestra la falta de credibilidad de los argumentos que se han estado utilizando por el establishment español, basado en Madrid, durante todos estos años. Solo hace unos meses se impusieron cambios de la Constitución, como el Pacto Fiscal (que prohíbe al Estado español tener déficit público) y que condenan al país a continuar a la cola de la Europa Social, sin que la ciudadanía haya tenido ninguna voz en tales medidas. Y todo ello se hizo porque el capital financiero (europeo y español) así lo dictó a tales élites gobernantes.

Y ahora, las mismas élites niegan que pueda tocarse la misma Constitución alertando que el Ejército pueda intervenir si se intenta hacer realidad lo que en teoría dicen que se acepta, la plurinacionalidad del Estado español. Si se considera a Catalunya como una nación (como la narrativa oficial insinúa, llamándola nacionalidad) ¿cómo puede entonces negarse al pueblo de una nación que se exprese sobre su propio futuro? La unión en un país tiene que basarse en un acto voluntario, no forzado. La unión actual está garantizada por la fuerza del mismo Ejército que muchos consideran heredero del golpista de 1936. ¿Cómo se puede defender esta situación, garantizada por las Fuerzas Armadas, según la cual éstas son las que deben defender tal unión? Se equivoca Jorge Martínez Reverte cuando en su artículo “No habrá más Cu-cuts”, El País (08.10.12), define a las Fuerzas Armadas como las continuadoras de aquellos sectores militares que en un momento histórico –dice él- defendieron la legalidad republicana. Todos los indicadores muestran lo contrario. Las amenazas procedentes de estamentos militares (sin ninguna corrección o sanción por parte del gobierno Rajoy) a los movimientos que piden el poder de decisión de la población en Catalunya, muestran que poco se ha cambiado de su prepotencia y nula sensibilidad democrática. Y esta vez, el golpe militar, si es que ocurriera, se presentaría en defensa de la Constitución que, en realidad, solidificó su dominio.

Creerse que la Constitución refleja la libre voluntad de los españoles es ignorar el deseo existente entre la población, en aquel periodo, de terminar con la dictadura, al coste que fuera. Pero las nuevas generaciones, educadas en un mayor nivel de exigencia democrática, no ven la Constitución y la estructura de poder que refleja, con los mismos ojos que sus antecesores. Éstos últimos, al votar la Constitución, mostraron su hartazgo con la dictadura. La agitación social actual a lo largo del territorio español, muestra hoy el hartazgo hacia el establishment español, basado en Madrid, y su Constitución, que perciben que no responde a sus necesidades.

Los indicadores de la insensibilidad democrática

Se me ha dicho miles de veces por los defensores de la Constitución, que el Rey, jefe de las Fuerzas Armadas, está sujeto al mandato popular. Si ello fuera así, ¿por qué entonces se amenaza con la intervención militar, tal como se afirma cuando se subraya con toda contundencia que Catalunya nunca podría conseguir su independencia? Algunas voces (algunas sutiles, otras bien claras), están amenazando con la utilización de la fuerza. No soy independentista, pero como demócrata defenderé siempre el derecho de la población que vive y trabaja en Catalunya de decidir, incluso para alcanzar su independencia. Si el pueblo catalán votara en unas elecciones democráticas (que deberían incluir la defensa de todas las opciones en sus medios públicos, lo cual no está ocurriendo ahora) con amplia mayoría, por su independencia, oponerse a ello por la fuerza sería un golpe antidemocrático, se hiciera como se hiciera, incluso si se hiciera legalmente. La ley refleja y sintetiza siempre unas relaciones de poder. Y estas relaciones pueden y deben cuestionarse si son antidemocráticas.

El miedo a la democracia explica la oposición, también antidemocrática, de que haya un referéndum en que la población catalana escoja su destino (o que haya un referéndum en España para que se permita a la población que diga su parecer sobre las políticas llevadas a cabo por el gobierno central -o por la Generalitat de Catalunya- sin que tuvieran el mandato para que las hicieran). Yo intentaré convencer a mis compatriotas catalanes que no voten por la independencia (aunque tengo que admitir que la continua resistencia a tener este referéndum por parte de las izquierdas españolas, está debilitando mi compromiso a adoptar tal postura). ¿Cómo puede el establishment español, basado en Madrid, acusar de victimismo a las fuerzas políticas catalanas cuando se les niega el poder de decisión, como consta, entre estos hechos, en la referencia a las Fuerzas Armadas como garantes de tal unión? ¿Es que no se acuerdan de que las Fuerzas Armadas fueron las que brutalmente ocuparon Catalunya, prohibiendo la expresión de su identidad? Deben darse cuenta de que la resistencia a que la población catalana exprese su deseo la está radicalizando. Si se hubiera aprobado el Estatuto aprobado por el Parlament de Catalunya no estaríamos ahora donde estamos. Si continúa negándose ahora el referéndum, serán ellos los responsables de unos años de enormes tensiones.

Dos últimas observaciones. Durante años y años, el Sr. José Bono fue uno de los personajes del establishment español, basado en Madrid, que constantemente se opuso a las peticiones catalanas de que se corrigieran las injusticias que el Estado español estaba perpetrando contra Catalunya. El Sr. Bono continuamente desmereció y trivializó tales peticiones definiéndolas como fruto del “victimismo” que caracterizaba –decía él- al nacionalismo catalán (olvidando, por cierto, que eran las izquierdas catalanas las que con mayor contundencia hicieron tales peticiones). Y como el Sr. Bono, miles y miles de voces del establishment español. Pues bien, ahora, por fin, el Sr. Bono ha admitido que estaba él equivocado. En sus memorias señala que fue un error el establecimiento del “café para todos”, pues “era legítima y justa la demanda de los catalanes”. Por mera coherencia, sería necesario que el Sr. Bono, que es profundamente católico, pidiera perdón por haber contribuido tanto a crear en España una imagen falsa de Catalunya.

La otra observación es a los movimientos de protesta, tanto en Catalunya como en España. A los primeros, de carácter independentista, les aconsejaría que se dieran cuenta de que su hartazgo hacia el establishment español, basado en Madrid, es ampliamente compartido en España. Y aunque las soluciones son distintas, comparten intereses y objetivos con las protestas españolas, por lo que sería un enorme error caer en antagonismos, pues estos movimientos españoles –la génesis de una nueva España- serán de una enorme importancia para el futuro de Catalunya. Sin complicidades con fuerzas españolas, su labor será mucho más difícil. De ahí que deberían denunciar los insultos a la población española, como los presentes en el artículo del dirigente independentista Alfons López Tena, escrito en Público (“El rey felón”, 19.10.2012), que ofendía a la población española, expresando, además, una enorme ignorancia. Acusó nada menos que al presidente de la República Española Manuel Azaña de haber dicho que a Barcelona se la tenía que bombardear cada cincuenta años. En realidad, fue el General Espartero el autor de la frase que López Tena maliciosamente atribuye al presidente Azaña, el cual precisamente criticó al general Espartero por tal declaración. Tal personaje ignora que Manuel Azaña, presidente de la República, defendió la autodeterminación del pueblo catalán. Y es más, añadió que en caso de que fuera la decisión de separarse de España, él deseaba que continuaran los dos Estados siendo amigos y valorando su pasado común. El comportamiento de este personaje, López Tena (la caverna catalana, es la más semejante que existe a la caverna española), debería denunciarse, y especialmente, por los propios independentistas, pues tienen que darse cuenta de que con españoles como Azaña, Catalunya no habría tenido tantos problemas como ha tenido. Catalunya necesita aliados, que existen en España, en contra de lo que, manipuladamente, se está informando y afirmando en Catalunya en sectores independentistas. Todos los que queremos cambiar Catalunya y España necesitamos aunar nuestros esfuerzos, pues sin la mayoría de la población, a los dos lados del Ebro, no se podrá cambiar lo que se tenía que haber cambiado en el momento de la Transición

SESENTA EN EL SIGLO XXI

Posted on Marzo 21st, 2011 in General by conchitalloria  Tagged , , , ,
Este escrito firmado anónimo, lo he recibido a través de un correo electrónico; como he escrito un post, sobre las mujeres de 60 años, me ha parecido interesante incorporarlo al blog; si en algún momento, el anónimo se hace presente y me pide que lo retire lo retirare. Me ha parecido otra opinión y sobre todo una forma mejor de expresión que la mía, por eso lo incorporo. La vida, está claro que es como cada cual la vive, no como es en realidad. Sigo pensando en esos millones y millones de mujeres que no han optado libremente, porque no eran libres para elegir, pero no cabe duda, que muchas de ellas han conseguido una profesión, han vivido de su trabajo, doble o triple trabajo, dentro y fuera de casa y hoy están viajando y disfrutando de nietos, reviviendo la juventud perdida, y se sienten así, inmensamente felices. Otras tambien de nuevo siguen estudiando porque desean cumplir deseos que en otro tiempo no pudieron alcanzar.
 Un abrazo para todas ellas,creo que la felicidad consiste justamente en eso, en saber que es lo que quieres hacer en la vida y vivir conforme a ese conocimiento, pero esto se hace desde la libertad. Y algunos han olvidado, que en este país, se esta de momento teminando la transición de la dictadura a la democracia, permaneciendo casí todos los hábitos dictatoriales de tiempos pasados.
Por eso, me llama la atención que este escrito no este firmado, ¿hay miedo de expresar emociones, pensamientos, ideas propias firmado con nombre y apellidos?. Yo lo hago, por eso, defiendo tanto la libertad, se que de eso depende mi libertad y mi vida.
Empieza el texto incorporado, espero que os guste:
Si miramos con cuidado podemos detectar la aparición de una franja social que antes no existía: la gente que hoy tiene  sesenta años o más. Es una generación que ha pateado fuera del idioma la palabra “sexagenario” y que no piensa usar jamás septuagenario, porque sencillamente no tiene entre sus planes actuales el hecho de envejecer.
Se trata de una verdadera novedad demográfica parecida a la aparición en su momento, de la “adolescencia”, que también fue una franja social nueva que surgió a mediados del siglo veinte para dar identidad a una masa de niños desbordados en cuerpos creciditos, que no sabían hasta entonces dónde meterse, ni cómo vestirse.
Este nuevo grupo humano que hoy ronda  o sobrepasa los sesenta, ha llevado una vida razonablemente satisfactoria. Son hombres y mujeres independientes que trabajan desde hace mucho tiempo y han logrado cambiar el significado tétrico que tanta literatura rioplatense le dio durante décadas al concepto del trabajo. Lejos de las tristes oficinas de J.C. Onetti o Roberto Arlt, esta gente buscó y encontró hace mucho la actividad que más le gustaba y se ganó la vida con eso. Supuestamente debe de ser por esto que se sienten plenos…algunos ni sueñan con jubilarse.Otros lamentablemente se prejubilaron cuando aún tenían mucho para aportar

Dentro de ese universo de personas saludables, curiosas y activas, la mujer tiene un papel rutilante. Esta mujer pudo sobrevivir a la borrachera de poder que le dio el feminismo y en determinado momento de su juventud en el que los cambios eran tantos, pudo detenerse a reflexionar qué quería en realidad. Algunas se fueron a vivir solas, otras estudiaron carreras, otras eligieron tener hijos, otras fueron periodistas, atletas,bomberos,  o crearon su propio “YO  S.A.”. Pero cada una hizo su voluntad.
 
Reconozcamos que no fue un asunto fácil y todavía lo van diseñando cotidianamente. Pero algunas cosas ya pueden darse por sabidas, por ejemplo que no son personas detenidas en el tiempo; la gente de sesenta y más, maneja la compu como si lo hubiera hecho toda la vida. Se escribe, y se ve, con los hijos que están lejos y hasta se olvidan del viejo teléfono para contactar con sus amigos y les escriben en e-mail sus ideas y vivencias. Por lo general están satisfechas de su estado civil y si no lo están, no se conforman y procuran cambiarlo. Raramente se deshacen en un llanto sentimental. A diferencia de los jóvenes; ellos conocen y ponderan todos los riesgos. Nadie se pone a llorar cuando pierde: sólo reflexiona y toma nota, a lo sumo. La gente grande comparte la devoción por la juventud y sus formas superlativas, casi insolentes de belleza, pero no se sienten en retirada. Compiten de otra forma, cultivan su propio estilo…Ellos no envidian la apariencia de jóvenes astros del deporte, o de los que lucen un traje Armani, ni ellas sueñan con tener la figura tuneada de una vedette. En lugar de eso saben de la importancia de una mirada cómplice, de una frase inteligente o de una sonrisa iluminada por la experiencia. 
 
 

HOY la gente de 60,70, 80 como es su costumbre, está estrenando una edad que todavía NO TIENE NOMBRE, antes los de esa edad eran viejos y hoy ya no lo son, hoy están plenos física e intelectualmente, recuerdan la juventud, pero sin nostalgias, por que la juventud también está llena de caídas y   ellos lo saben.

La gente de 60, 70, 80 de hoy, celebra el sol cada mañana y sonríe para sí misma muy a menudo…Quizás, por alguna razón secreta que sólo saben y sabrán los de sesenta en el siglo XXI.

ANÓNIMO.

 

Definiciones: Acoso Moral

Posted on Septiembre 7th, 2010 in FILOSOFICOS by conchitalloria  Tagged , , , , ,

Se considera acoso moral a toda conducta abusiva, consciente y premeditada, que atenta por su repetición o sistematización, contra la dignidad o integridad psiquica o fisica de una persona.

A esto le llamo mal trato cotidiano en la vida laboral, familiar y social, es decir, en la vida cotidiana.

Y viene a cuento, porque voy a escribir sobre la transición española y voy a dejar reflejado, que lo que antes se consideraba “normal” hoy es considerado acoso moral o incluso mal trato.

¿Cómo se puede pasar de lo normal, de lo aceptado como normal, a ser definido como acoso o maltrato?

Personas normales, segun esto, hoy serian denominadas como acosadores y maltratadores.

¿Fueron las enseñanzas de la época las que produjeron en las personas estas actitudes?

¿A quien señalamos con el dedo acusador?

¿Quien fue o fueron los responsables de esas enseñanzas?

¿Siguen en activo? ¿Se han retirado o perduran todavia como forma de educación?

¿Que nucleos siguen utilizandolas?

¿Porque se hacen promesas, se realizan votos, entre ellos el del silencio, se promete obediencia, etc etc?

Alguien se imagina una familia realizando algo de lo arriba expuesto.

¿Quienes son las organizaciones que usan esos metodos y practicas? ¿Por que lo hacen? ¿Para que lo hacen?

Mi manera de pensar es que si algo se oculta, en principio, es por que no es bueno.

Como madre ¿Le obligaría a un hijo a realizar un voto de silencio? Si dentro de la familia son actos que no se realizan, porque hay instituciones que eso forma parte de su practica y de su ideario, y encima, se considera normal.

Bueno, este es el inicio del entremés,  ya vendrán los platos fuertes.

Trataré de escribir de donde venimos, de esa sociedad que se llamaba normal y que hoy la denomino como acosadora o maltratadora, impidiendonos desarrollarnos desde la niñez en libertad, como seres humanos en igualdad, sin diferencias de sexos,  impidiendo desarrollar a la mujer en sus derechos y siendo los hijos parte de un capital humano, destinados para el trabajo, para la explotación, para defensa de la Patria y para Dios, en vez de tener los derechos que hoy se le han devuelto, siendo hijos amados, cuidados y protegidos.

Recuerdo a una profesora de los Maristas, estudiaron allí mis hijos, y en una entrevista, sobre si habian pagado a uno de ellos y ante mi frontal oposición, me respondio, toda llena de razón, a mi mis padres me pegaron, y gracias a ello, aqui estoy y fui “buena” y no quede traumada. Y mi respuesta fue: Ya veo que no, repites lo que hicieron contigo, en vez de saber educar, empleas el castigo, la violencia fisica y encima la justificas, como algo bueno, que no te dejo traumada.

Quizas este es el principal problema, que los que sufrieron este tipo de acoso, de malos tratos, lo consideran normal, y lo repiten. Justifican de ese modo, que estan dentro de la normalidad.

¿Son capaces de entender que otras personas han conseguido todos sus exitos, han triunfado, han sido educados y nunca han sido castigados fisicamente, ni moralmente, al reves, que han sido felices en su niñez, que adoran a sus padres y que jamas ellos repetirian violencia contra otras personas, justo, porque jamas ellos lo recibieron? ¿Serán capaces de entender esto?. Es un pequeño matiz que lo cambia todo.