Declaraciones de la moja de clausura en la cadena Ser….una monja mediatica…nos venden….como todo lo mediatico…humo….

A dios rogando y con el palo dando, dijo la monja de clausura…

También dijo: Ante le pedía a dios, ahora a todo dios.

Escuche a esta monja de clausura en una entrevista de la Ser, y no puedo dejar de hacer estas reflexiones, pues hablaba con tal ímpetu, que parecía que tenía la solución del problema en la mano, que había descubierto la piedra filosofal, cuando lo que nos está vendiendo es más de lo mismo, pues el capitalismo se nutre de personas que trabajan sin cobrar, desde la esclavitud, al voluntariado.

Dijo que si hacemos voluntariado para sentirnos bien, el día que estén bien, dejaran el compromiso. Y que lo que quieren es gente comprometida

Caritas es de la iglesia, y solo recibe el 2% del dinero que necesita de la iglesia, para hacer Caridad. Así, es muy beneficioso tener una campaña de solidaridad, en la que no invierto. Me llevo la fama y otros cardan la lana.

Acoge en el convento a mil quinientas personas, con el banco de alimentos etc. etc… ¿Quién construyo el convento? ¿De quién eran las tierras? ¿Quién paga el IBI?

La iglesia es la mayor multinacional del mundo, que le construyen locales, para vendernos un trocito de cielo en el más allá, que se queda con la recaudación, que evade dinero, que no paga impuestos, y para la que todo el mundo trabaja por un plato de comida, la otra cara de la moneda del capitalismo, el comunismo, reparte pobreza, pues la caridad, solo permite subsistir haciendo adeptos que ofrezcan trabajo por comida y como mucho, por lugar para dormir.

Una monja de clausura, que tiene techo donde vivir, que están con otros monjas, que comparten trabajo y labores, que no tienen hijos, ni pequeños ni adolescentes, que no necesitan buscar un trabajo, pues impunemente piden dinero y colaboración para vivir ellas, y después dicen, para ayudar a otros a vivir, cuando todos sabemos los maletines que circulan a Roma, por ejemplo leer el libro de la Papisa, o en Nombre de dios,, que dice que no le pide a dios…sino que pide a todo dios….(al parecer, así dios le escucha), nos habla de empatía de empoderamiento, de ser feliz, de amar, cuando lo que nos ofrece, es un mensaje que nos ha llevado a esta ruina y a unos dirigentes que después de comulgar, firman una pena de muerte.

Esta monja, cree que nos cuenta algo que no sabemos, los que vivimos cada día con una espada de Damocles, en donde no sabes, cuáles van a ser los pasos siguientes, para el empobrecimiento ciudadano.

Nos habla como si dios estuviera muy satisfecho de que la iglesia con el nuevo papa, esté realizando cambios minúsculos en las forma, pues todo sigue igual en el fondo.

No habla de trabajo de derechos, de libertad y de justicia, no habla de valores democráticos, pues desde la dictadura del poder, de la iglesia, machista y destructora de la figura de la mujer, no se puede hablar de libertad.

La iglesia no cambia, (las mujeres pueden tener el mismo pensamiento y creencia que los varones) los que cambiamos somos todos aquellos que dejamos de pertenecer a la iglesia, y trabajamos por la libertad, por la justicia y la libertad, pidiendo que uno de los pilares fundamentales de la democracia sea la familia, pues en ella se forman los ciudadanos democráticos.

Nos impidieron crecer con los valores Republicanos, y después sesenta años después, viene una monja iluminada a darnos recetas, de cómo seguir haciendo caridad, y eso le hace feliz.

Le recomiendo a todos que vean el Documental “las maestras de la Republica”, eso sí que es empatía, eso sí es poder, eso sí es generosidad, y las fusilaron, y les impidieron seguir enseñando y en su lugar, llenaron las aulas de monjas, impartiendo enseñanza. Este es el resultado obsceno de la iglesia a la que pertenece. ¿Qué puede decirme a mí, madre de cuatro hijos varones, dentro de una sociedad absolutamente machista, que en el año 75, en el colegio los Maristas, de Vigo, el director, el hermano Pedro, en el consejo escolar democrático,(así lo creía) defendiendo que no se podía tener enchufes para tener una plaza en el colegio, me dijo: las mamás donde mejor están es en casa, y por miedo a que las tomasen con mis niños, abandone el consejo…., me habla de que la han invitado a silenciar sus palabras, pues que sepa, que miles de personas, en plena dictadura hemos hablado y de verdad nos han silenciado, sintiendo como la mayor equivocación el que dejase qué mis hijos siguiesen en ese colegio, aunque por cercanía me beneficiase y a ellos les gustase ese colegio.

Desde la iglesia no hay cambios. La iglesia no es el mensaje de Jesús. Jesús en su paso por la tierra, no dejo nada escrito.

La piedra, es la iglesia de Pedro y Pablo, dos conversos, iluminados, que negaron, pero de repente se les ilumino la mente para construir el imperio romano, santificando el paganismo.

Lo que nace de la mentira, no es amor,

Lo que nace de la mentira se destruye por si sola desde la libertad.
Por eso, las iglesias crecen con las dictaduras, todos somos católicos a la fuerza.

Pero para los que piensan, la iglesia, no tiene mensaje de caridad, pues el amor no es caridad, ni dejar a los ciudadanos recibiendo alimento para sobrevivir, a base de cubrir las necesidades ,voluntarios que en vez de luchar por la justicia, por el trabajo, se sienten bien, ayudando a los pobres, desamparados y enfermos. ¿Qué harían de sus vidas, si no existiera ese colectivo al que ayudar para hacer la voluntad de dios? ¿No sería mucho mejor que dios quisiera que no hubiese injusticias y pobreza? el paraísos del que hablan, ya lo repiten, aquí no, es allá, cuando ya no tengas que alimentar el cuerpo, es libre, es paraíso, pues has dejado de luchar para algo tan simple, que todos los animales tienen cubierto, que es el alimento, sin tener que vender el alma al diablo de la corrupción.

La iglesia es la madre del capitalismo, es la fábrica que gana creando pobres. Así los pobres cada día son más numerosos y dependientes de las ayudas de la iglesia y la institución cada día más poderosa.

Conchita Lloria

EL TIEMPO NO EXISTE..REFLEXION SOBRE LA SEMANA LLAMADA SANTA

Posted on Marzo 27th, 2013 in General by conchitalloria  Tagged , , , , ,

El tiempo no existe.

Hoy lloran porque las procesiones de semana santa no pueden salir a la calle y celebrar la fiesta de la pasión.

Mañana ríen porque dejo de llover y pueden irse a la playa a disfrutar del sol.

Ayer el Papa Benedicto era lo máximo, lo mejor, lo divino. Hoy nadie se acuerda de él

Hoy esas mismas expresiones las utilizan las mismas personas para nombrar a Francisco, el Papa de los pobres.

Si ahora es el Papa de los pobres es que ayer los Papa no eran de los pobres, pero los pobres al igual que hoy le encumbraban y ofrecían a sus hijos para que les bendijese.

Dicen de la Semana santa que cuando terminan ya están pensado en el próximo año, con la ilusión de poder disfrutar de nuevo de esa celebración.

Cuando termina los San Fermines se escucha decir las mismas frases, ya estamos pensando en el próximo año para seguir disfrutando de tanta alegría.

Cuando terminan las fallas se repiten las mismas frases, estamos ya pensando en las el año que viene.

Podría continuar con esos ejemplos.

Es como el que va de viaje, de crucero, y llega a su ciudad y ya está pensando en el próximo viaje.

La alegría, al parecer es el preparativo, no lo que realizas.

De ser así, lo que realizas te llenaría y no necesitarías estar penando en el año próximo para repetir lo mismo, o para estar anotado a todo lo que se realice dependiendo del dinero que se posea.

La necesidad de que te diviertan.
La necesidad de divertirte en medio de una multitud de desconocidos.

Y al final todos y en todas partes terminan haciendo lo mismo, una inmensa masa enfervorecida llorando o gritando como en el futbol, creando el efecto contagio y después las cafeterías llenas, bebiendo y comiendo.

Y para eso, ya pensando en el próximo año.

Khali Gibran dice en uno de sus relatos:

“No somos hoy lo que éramos ayer. Tal fue la voluntad de los dioses para con los hijos de los dioses”.

Si no somos mañana igual a lo que fuimos ayer, porque repetir lo mismo una y cien veces, no saciando nunca nuestra expectativa ¿Podemos imaginarnos a un niño estudiando a un nivel de tercero de la ESO y a un joven a un nivel de tercero de la Eso, año tras año lo mismo, y de adulto seguir estudiando al mismo nivel?

“Somos hoy, diferentes de lo que éramos ayer”.

Vosotros sois, hoy, lo que erais ayer, Y así, seréis mañana, oh, hijos de los monos”.

La mayoría de las personas creen que es un valor seguir y mantener las tradiciones, cuando solo son cadenas que te impiden ver y progresar.

Y precisamente no importa progresar (solo para ganar dinero está permitido) porque no interesa que se pierda el miedo a la muerte.

El miedo de perder las tradiciones es el miedo a perder los pilares a los que te aferras para vivir una vida sin respuestas.

Me conformo con las respuestas que otros me dan, pero esas respuestas seguirán siendo validas, si mantengo las tradiciones.

Fuera de esas creencias, esas respuestas no tienen ningún valor, y entonces tendría que preguntarme el sentido de la vida ¿Dónde encontrarlo?

Mejor no pensar, pues si piensas, puedes enfermar.

Hasta lo recomiendan los médicos, “no pienses tanto, te hace daño”

Y la respuesta mayoritaria es no pensar, me lo aconsejo el médico, dicen.

Cuando la respuesta es pensar sin que enferme.

La razón de enfermar es estar rodeados de personas que no piensan y perpetuán las creencias siglo tras siglo.

Cuando escenifican la Semana Santa, me sigo viendo en el siglo XV.

Cuando veo la escenificación de la elección del Papa sigo viéndome en el siglo XV.

Y cuando veo a la multitud en el campo de futbol, o en los toros, sigo viéndome en el circo Romano.

Esto era lo que me enfermaba, estar rodeada de gente que vive, siente y piensa como se pensaba en el siglo XV, creyendo que lo que hacen es lo normal, lo correcto y lo que todo el mundo acepta, por lo tanto, la actuación de la mayoría, se considera lo normal.

Y hay escritores del pasado que hablan del mundo real, el mundo de las ideas, o como digo yo, el mundo del pensamiento.

Personas que se preguntan la razón de la vida, que se preguntan por el nacer y el morir, y que no le sirven las enseñanzas que se imponen por los intereses de las instituciones.

Y se tiene uno que acompañar de esos libros, de esos pensamientos, pues en su relación social, no encuentra acogida a sus preguntas, y al revés, tiran y tiran para que no pienses y seas igual que ellos.

No quieren que avances, no quieren que hables, les haces dudar por instantes de sus creencias, eres molesta, eres una mosca cojonera que estas revoloteando por encima de su cabeza, sembrando palabras de dudas.

Es verdad, no existe tiempo. El tiempo lo marca el pensamiento.

Y si piensas como en el siglo XV, ese es tu nivel. De nada ha servido lo vivido. Sigues repitiendo lo mismo que ayer y seguirás mañana repitiendo lo mismo que hoy.

Si algún día avanzas, sabes que la muerte no existe,( eso ya lo sabía Sócrates, mi materia no es Sócrates, que es lo que va a morir), mi espíritu seguirá vivo, y vivo sabrá que no he salido del mismo circulo, por lo tanto sigo viviendo en la mentira y en el engaño, pues solo en el “mañana soy diferente de ayer” se avanza, la vida con mas conocimiento y oportunidades de ver por ti mismo la realidad, te permite poder pensar por ti mismo, pero te aferras al pasado, para seguir siendo hoy lo que fuiste ayer.

Es verdad, el tiempo no existe. Algún día lo sabrás.

Y si la humanidad viviese con este conocimiento, ni un solo hombre dañaría a su semejante, pues sabe que un día sentirá en si mismo todo el dolor causado a su prójimo, y sabrá que toda la perversión de lo vivido son millones de piedras que lleva en su mochila, de la que no podrá desprenderse fácilmente.

Y sabrá que la religión sea cual sea, es y ha sido creada por los hombres para permitir que no se sienta dolor por los demás.

Solo siente el que ama, y solo ama el que es libre. Por lo tanto, aferrados a las costumbres y repeticiones del pasado no crecerá ni en libertad ni en amor, por lo tanto, está imposibilitado para sentir lo que es el dolor que a si mismo se está infligiendo.

Pero alguien le dice que crea que es Dios quien se lo envía, y que lo tiene que aceptar pues en el cielo ya será feliz.

El mensaje es todo lo contrario, el dolor son tus creencias, tu inverdad y un día ante la verdad, sentirás ese dolor que tú mismo, te has producido cuando producías dolor a los demás.

Esta es mi reflexión en un nuevo año en que las emisoras de radio y la TV, invaden mi hogar con tradiciones medievales. Si apago esos aparatos, esta celebración no existe. Y no la necesito para sentirme contenta ni feliz.

Y eso es una maravilla. La sorpresa es escuchar que la semana santa les hace feliz. La escenificación del horror.

Si, la imagen del siglo XV, que no deja de ser, la misma imagen del imperio Romano. Este es el nivel de conciencia de la inmensa mayoría de los seres adoctrinados, que son los que marcan el paso de la sociedad, al normalizar sus conductas.

Conchita Lloria