EL TIEMPO NO EXISTE..REFLEXION SOBRE LA SEMANA LLAMADA SANTA

Posted on Marzo 27th, 2013 in General by conchitalloria  Tagged , , , , ,

El tiempo no existe.

Hoy lloran porque las procesiones de semana santa no pueden salir a la calle y celebrar la fiesta de la pasión.

Mañana ríen porque dejo de llover y pueden irse a la playa a disfrutar del sol.

Ayer el Papa Benedicto era lo máximo, lo mejor, lo divino. Hoy nadie se acuerda de él

Hoy esas mismas expresiones las utilizan las mismas personas para nombrar a Francisco, el Papa de los pobres.

Si ahora es el Papa de los pobres es que ayer los Papa no eran de los pobres, pero los pobres al igual que hoy le encumbraban y ofrecían a sus hijos para que les bendijese.

Dicen de la Semana santa que cuando terminan ya están pensado en el próximo año, con la ilusión de poder disfrutar de nuevo de esa celebración.

Cuando termina los San Fermines se escucha decir las mismas frases, ya estamos pensando en el próximo año para seguir disfrutando de tanta alegría.

Cuando terminan las fallas se repiten las mismas frases, estamos ya pensando en las el año que viene.

Podría continuar con esos ejemplos.

Es como el que va de viaje, de crucero, y llega a su ciudad y ya está pensando en el próximo viaje.

La alegría, al parecer es el preparativo, no lo que realizas.

De ser así, lo que realizas te llenaría y no necesitarías estar penando en el año próximo para repetir lo mismo, o para estar anotado a todo lo que se realice dependiendo del dinero que se posea.

La necesidad de que te diviertan.
La necesidad de divertirte en medio de una multitud de desconocidos.

Y al final todos y en todas partes terminan haciendo lo mismo, una inmensa masa enfervorecida llorando o gritando como en el futbol, creando el efecto contagio y después las cafeterías llenas, bebiendo y comiendo.

Y para eso, ya pensando en el próximo año.

Khali Gibran dice en uno de sus relatos:

“No somos hoy lo que éramos ayer. Tal fue la voluntad de los dioses para con los hijos de los dioses”.

Si no somos mañana igual a lo que fuimos ayer, porque repetir lo mismo una y cien veces, no saciando nunca nuestra expectativa ¿Podemos imaginarnos a un niño estudiando a un nivel de tercero de la ESO y a un joven a un nivel de tercero de la Eso, año tras año lo mismo, y de adulto seguir estudiando al mismo nivel?

“Somos hoy, diferentes de lo que éramos ayer”.

Vosotros sois, hoy, lo que erais ayer, Y así, seréis mañana, oh, hijos de los monos”.

La mayoría de las personas creen que es un valor seguir y mantener las tradiciones, cuando solo son cadenas que te impiden ver y progresar.

Y precisamente no importa progresar (solo para ganar dinero está permitido) porque no interesa que se pierda el miedo a la muerte.

El miedo de perder las tradiciones es el miedo a perder los pilares a los que te aferras para vivir una vida sin respuestas.

Me conformo con las respuestas que otros me dan, pero esas respuestas seguirán siendo validas, si mantengo las tradiciones.

Fuera de esas creencias, esas respuestas no tienen ningún valor, y entonces tendría que preguntarme el sentido de la vida ¿Dónde encontrarlo?

Mejor no pensar, pues si piensas, puedes enfermar.

Hasta lo recomiendan los médicos, “no pienses tanto, te hace daño”

Y la respuesta mayoritaria es no pensar, me lo aconsejo el médico, dicen.

Cuando la respuesta es pensar sin que enferme.

La razón de enfermar es estar rodeados de personas que no piensan y perpetuán las creencias siglo tras siglo.

Cuando escenifican la Semana Santa, me sigo viendo en el siglo XV.

Cuando veo la escenificación de la elección del Papa sigo viéndome en el siglo XV.

Y cuando veo a la multitud en el campo de futbol, o en los toros, sigo viéndome en el circo Romano.

Esto era lo que me enfermaba, estar rodeada de gente que vive, siente y piensa como se pensaba en el siglo XV, creyendo que lo que hacen es lo normal, lo correcto y lo que todo el mundo acepta, por lo tanto, la actuación de la mayoría, se considera lo normal.

Y hay escritores del pasado que hablan del mundo real, el mundo de las ideas, o como digo yo, el mundo del pensamiento.

Personas que se preguntan la razón de la vida, que se preguntan por el nacer y el morir, y que no le sirven las enseñanzas que se imponen por los intereses de las instituciones.

Y se tiene uno que acompañar de esos libros, de esos pensamientos, pues en su relación social, no encuentra acogida a sus preguntas, y al revés, tiran y tiran para que no pienses y seas igual que ellos.

No quieren que avances, no quieren que hables, les haces dudar por instantes de sus creencias, eres molesta, eres una mosca cojonera que estas revoloteando por encima de su cabeza, sembrando palabras de dudas.

Es verdad, no existe tiempo. El tiempo lo marca el pensamiento.

Y si piensas como en el siglo XV, ese es tu nivel. De nada ha servido lo vivido. Sigues repitiendo lo mismo que ayer y seguirás mañana repitiendo lo mismo que hoy.

Si algún día avanzas, sabes que la muerte no existe,( eso ya lo sabía Sócrates, mi materia no es Sócrates, que es lo que va a morir), mi espíritu seguirá vivo, y vivo sabrá que no he salido del mismo circulo, por lo tanto sigo viviendo en la mentira y en el engaño, pues solo en el “mañana soy diferente de ayer” se avanza, la vida con mas conocimiento y oportunidades de ver por ti mismo la realidad, te permite poder pensar por ti mismo, pero te aferras al pasado, para seguir siendo hoy lo que fuiste ayer.

Es verdad, el tiempo no existe. Algún día lo sabrás.

Y si la humanidad viviese con este conocimiento, ni un solo hombre dañaría a su semejante, pues sabe que un día sentirá en si mismo todo el dolor causado a su prójimo, y sabrá que toda la perversión de lo vivido son millones de piedras que lleva en su mochila, de la que no podrá desprenderse fácilmente.

Y sabrá que la religión sea cual sea, es y ha sido creada por los hombres para permitir que no se sienta dolor por los demás.

Solo siente el que ama, y solo ama el que es libre. Por lo tanto, aferrados a las costumbres y repeticiones del pasado no crecerá ni en libertad ni en amor, por lo tanto, está imposibilitado para sentir lo que es el dolor que a si mismo se está infligiendo.

Pero alguien le dice que crea que es Dios quien se lo envía, y que lo tiene que aceptar pues en el cielo ya será feliz.

El mensaje es todo lo contrario, el dolor son tus creencias, tu inverdad y un día ante la verdad, sentirás ese dolor que tú mismo, te has producido cuando producías dolor a los demás.

Esta es mi reflexión en un nuevo año en que las emisoras de radio y la TV, invaden mi hogar con tradiciones medievales. Si apago esos aparatos, esta celebración no existe. Y no la necesito para sentirme contenta ni feliz.

Y eso es una maravilla. La sorpresa es escuchar que la semana santa les hace feliz. La escenificación del horror.

Si, la imagen del siglo XV, que no deja de ser, la misma imagen del imperio Romano. Este es el nivel de conciencia de la inmensa mayoría de los seres adoctrinados, que son los que marcan el paso de la sociedad, al normalizar sus conductas.

Conchita Lloria

CUANDO NOS VAMOS DE ESTE MUNDO, ES CUANDO EMPEZAMOS A SABER ALGO.

Posted on Diciembre 7th, 2012 in General by conchitalloria  Tagged , , ,

}

Cuando somos, no sabemos,

Cuando sabemos, no somos ya.

Vivimos las etapas sin saber,

Cuando sabemos, ya estamos viviendo otra,

Que tampoco sabemos vivirla.

Solo de lo vivido se aprende, y esta es la lección de la vida, ese es el libro de la Naturaleza.

Vivir para saber.

Todo tiene un tiempo, para que cuando aprendas una etapa, puedas aprender la siguiente.

No puedes ser madre si antes no fuiste hija.

Todo tiene su etapa y su tiempo de maduración, y ese es el camino que se recorre.

Saber vivir cada etapa con los errores que le corresponden, para poder crecer y aprender.

Los errores son los dolores.

De los errores vienen consecuencias dolorosas, al venir consecuencias dolorosas, es cuando uno ve los errores.

No los ve cuando los comete, los ve cuando las consecuencias son dolorosas.

Importa poco crecer.

Conchita Lloria

LA MUERTE DIGNA. TESTAMENTO VITAL

Posted on Octubre 30th, 2011 in General by conchitalloria  Tagged , , , ,

COMENTARIO SOBRE UNA ENTREVISTA AL DR. FERNANDO SOLER, EN EL PROGRAMA  “a vivir que son dos días”, sobre la muerte y la medicina.

El doctor dijo  que la lucha del medico no es contra la muerte, es contra el sufrimiento.

Quizás por ser nieta, hija y hermana de médicos, la profesión médica la he visto mas como un servicio que como un trabajo.

La percepción que tengo de mi abuelo, de mi padre es esa. Y Mateo Lloria  en su biografía así lo deja reflejado, en la lectura que puedo realizar de sus palabras.

El Dr. Fernando Soler hablando sobre el buen morir, dice que no se tiene derechos sobre los demás.

Mi reflexión ha sido a lo largo de los años, que la medicina dejo de ser vocacional, al tener que entrar en la facultad a través  una selección académica,

La media del bachiller tenía mas valor que la vocación.

Y he tenido el privilegio de conocer de primera mano a un medico vocacional, que sin pruebas, solo mirándote, sabia hacer un diagnostico, mirándote, y explorándote…y eso no quiere decir, que no hiciese pruebas, pero me refiero a eso que se llamaba “ojo clínico”, y que por suerte para mi, su “ojo clínico” evito que me hiciesen una operación en las cervicales, un injerto, que no precisaba, y que hubiese podido ser mi desgracia.

Años después, y en manos de otros médicos, en Madrid, se confirmo lo que tenía,  efectivamente, esa operación seria todo lo contrario a lo que mi cuello necesitaba. Seguro que todos tienen decenas de historias similares, y se que los médicos se pueden equivocar, por que se que los médicos son humanos y todos, se equivocan, pero muchos mas, los que creen que la medicina es un negocio en vez de un servicio.

La sensación de que vas al medico y te dan medicamentos para permanecer enfermos,  paliando la enfermedad que no saben curar con medicamentos, que uno llega a pensar que estaría exactamente igual, si no los tomase. Enfermedades sin ser diagnosticadas, pero si medicadas. Juego a la loteria, puede que acierte.

Aclaro el gran amor y el respeto que siento hacia la profesión medica.

¿Pero no entiendo lo que veo, sanar a un enfermo es dejarle vivir como un vegetal?

Esa persona, sin la tecnología se moriría. El hombre quiere parecer ser “dios” y deja a un ser humano conectado a maquinas, con vida vegetal, atreviéndose a decir, que vive mientras dios quiere, cuando solo vive, mientras este conectado a la maquina.

¿Cómo podemos los ciudadanos permitir que en la enfermedad, nos conecten a las maquinas para seguir viviendo una vida vegetativa?

No saben lo que es la vida. Si lo supiesen jamás lo harían.

Dice el Dr. que la lucha del medico es contra el sufrimiento, no contra la muerte. La muerte es algo natural, se nace y se muere. Se tiene un tiempo de vida, cada uno diferente, igual que la huella digital, diferente.

Pero lo que no es natural es el sufrimiento.

Y resulta que santificamos el sufrimiento, es mas, gracias al sufrimiento nos salvamos, es el camino de salvación.

Testamento vital, como la vida y la muerte es un negocio, es evidente que tendremos que hacer el testamento vital, y pagar por lo que deseamos dejar reflejado, que no nos conecten a maquinas y que cuando la mente se ha perdido, ya no es vida humana.

Dejar a miles de seres como momias vivientes, sin pensamientos, sin sentimientos, sin poder expresarse si los posee, es una crueldad.

Pero sigo en mi reflexión.

La lucha del medico es contra el sufrimiento.

 

Si, las leyes tienen que cambiar, no puede ser que por retirar el dolor del enfermo, el criminal sea el que desea retirarlo y no el que desea mantenerlo.

¿Un familiar cree que ama a un ser en estado vegetativo, por desear que permanezca vivo?

El verdadero enfermo, en sentimientos, es el que desea para un ser querido eso, una vida conectada a una maquina, o una vida de sufrimiento para sus seres queridos.

Esto solo es un reflejo de nuestras conductas en la vida, aceptar el dolor, fortaleciéndose para el dolor, porque saben que si te fortaleces en el dolor, dejas de sentir, y si no sientes, tampoco sientes lo que los demás desearían que se les retirase.

Aquí se cumple la frase, desea para los demás lo que desearías para ti. Si deseas

para ti dolor, el dolor lo desearas para los demás.

 

 

Si estamos rodeados de sufrimiento, si el sufrimiento de los demás, el propio, no lo vemos como un mal contra el que hay que luchar, si creemos que al revés, hay que hacerse fuerte para soportar el dolor que dios nos pueda enviar, en vez de pensar en hacerse fuerte  para retirar el dolor y romper con todo aquello que nos ata al dolor, ¿Cómo vamos a pensar que mayoritariamente se le pida al medico que les retire el sufrimiento, si en su pensamiento, al pedir eso, pensaran que se les retira la oportunidad de salvación?.

¡SI PENSASEMOS EN LA MUERTE!

Posted on Mayo 17th, 2011 in General by conchitalloria  Tagged , , ,

¿No piensas en la muerte?

 

Dicen las voces populares que la muerte a todos nos iguala.

Es la vida la que nos separa, algo similar a lo que sucede entre el hombre y la mujer.

Dentro del vientre materno son iguales para la madre. Nada varia ni les diferencia. El proceso es idéntico, aunque en el interior  los procesos sean específicos para la diferenciación que les permitirá reproducirse.

Es cuando nacen cuando nos hacen diferentes.

Hay que esperar a la muerte para que de nuevo nos igualemos, según el conocimiento popular.

Antes de nacer somos iguales, después de muertos somos iguales y en ese paréntesis de tiempo, somos diferentes y por esas diferencias somos capaces de matarnos, luchando unos contra otros por defender nuestras diferencias y mantener nuestras desigualdades.

Una vez nacidos, ya es la obra del hombre sobre lo creado, de la misma manera que el hombre no ha creado la Naturaleza y sin embargo la mano del hombre sobre ella, la ha destruido.

Y nos denominamos hombres sapiens, como diferenciador de los procesos de los animales.

El ciclo reproductivo de los animales se produce, sin alteración de su hábitat. Nacen, crecen se reproducen y mueren, ciclo similar o idéntico al humano, con la diferencia de que el humano para conseguir su ciclo reproductivo ha destruido el hábitat propio y el de los animales, llegando a la destrucción y desertización de tierras fértiles para la vida animal y humana, por no hablar de los efectos del cambio climático en las zonas del ártico y su descongelación, con lo que eso supone para generaciones venideras.

Corto espacio de tiempo entre el No ser y el Ser.

A tanta destrucción para tan corto tiempo le llaman “sabiduría”.

 La sabiduría del hombre empleada para la destrucción de la Madre tierra y por lo tanto destruyendo a la Madre, se destruye a sus hijos.

Por eso no lloramos por sus hijos, porque antes no  hemos llorado por la Madre.

La Madre llena de dones para todos los hijos de la tierra por igual. Para ella todos eran iguales, todos  tenían las mismas necesidades y a todos les daba los mismos frutos.

La mano del hombre, la obra del hombre, creo la diferencia.

Sin embargo, antes de que el hombre” sapiens” pensase y actuase, la obra que reflejaba la Naturaleza era de creación,  de vida, belleza, abundancia y grandeza ante la inmensidad de la perfección.
Viendo la Naturaleza sin la mano del hombre, en ella sí uno puede ver la inmensidad del conocimiento para crear vida. Y la vida es espíritu o energia, le llamen como le llamen.

Y no se crea ni se destruye, solo se transforma.

Si pensásemos, en el corto espacio de tiempo que por la tierra caminamos, en la proximidad de la muerte, quizás seriamos mucho mas respetuosos con lo que la Madre tierra nos ofrece, porque si la muerte nos iguala a todos como en el inicio de la vida, esa fuerza creadora que nos dio vida y permite que vivamos, esa misma fuerza seguirá existiendo cuando de nuevo dejemos de ser, pudiendo entonces comprender que el “hombre sapiens” su sabiduría no la tenia que emplear para destruir, sino solo para mejorar el camino de los que detrás de él tendrían que caminar.

Seria hermoso pensar en  que ese mismo camino que cada uno caminamos, en vez de piedras para la siguiente generación, pudiese estar sembrado de flores y frutos, siendo y continuando la obra de la Naturaleza, que empleo su sabiduría de vida para que los seres humanos pudiesen permanecer en ella con todos los recursos necesarios para su camino y desarrollo, por si mismos y en su propia libertad de entender el proceso de la vida, el crecimiento en el reconocimiento a una Madre que todo lo dio o en el egoísmo que todos le retiraron su riqueza, creyendo que sus leyes eran superiores a las de la Naturaleza y solo pobreza y destrucción van sembrando, mostrando la huella que la ambición realiza. Sabiduría para destruirse a si mismo.