CONSTRUIR SOCIEDADES DEMOCRATICAS CUANDO LOS PILARES DE ESA SOCIEDAD SON ANTIDEMOCRATICAS

Dicen que los gobiernos tienen que garantizar la seguridad, justificando tropelías que van retirando día a día las libertades , derecho de todo ciudadano.

Hay ciudadanos de primera, de segunda …de tercera…y seguramente de novena clase.

Al igual hay países de primera, segunda y decima clase.

Los estados ¿ a qué ciudadanos y a que países defienden?

Los estados ¿de qué se defienden?

¿De lo que ellos mismos provocan?

Estamos perfectamente viendo el espectáculo de primera mano.

Sabemos analizar lo que se vive día a día, y vemos quienes son para el estado los expiables, considerados como peligrosos.

Los que defiende sus viviendas, los que defienden sus preferentes, los que defienden los derechos adquiridos en la democracia, la inversión que el estado ha realizado en Educación, en sanidad, en dependencia, en derechos y libertades, para entregar el paquete de libertades en manos privadas, que en un abrir y cerrar de ojos, han destruido el empleo y todos los derechos de una ley laboral que se consiguió con el consenso de casi todos los ciudadanos.

Los ciudadanos que han sido engañados, robados, los ciudadanos que les quitan las libertades, se convierten para el estado en peligrosos, por querer defender sus derechos y libertades y reclamar lo que les pertenece.

Además de víctimas, permitiéndolo el Estado, ahora el propio Estado los considera peligrosos, y dicen que recortan libertades para salvaguardar la seguridad

¿Quiénes son verdaderamente peligrosos, el estado o los ciudadanos?.

¿De quién nos tenemos que proteger?

Desde luego creo que el único peligro real existente es el estado no democrático, que es todo aquel estado que recorta libertades.

Única manera de que puedan realizar lo que deseen en perjuicio de los ciudadanos sin que puedan ser juzgados.

Estados de primera clase que dominan países de tercera clase. Estados de primera clase que desean estratégicamente apoderarse de las riquezas o del territorio, para estar más cerca de poder defender zonas estratégicas, para obtener los beneficios económicos o políticos que precisen.

Hay ciudadanos y países, que se creen que tiene derecho de pernada.

Obtiene su poder y su superioridad, destruyendo a los demás.

No es nada nuevo. Todos los imperios han actuado así. Han colonizado el mundo con este sistema. ¿En aras de seguridad y de poder?.

Cuando se emplea la injusticia como sistema de gobierno, evidentemente la ciudadanía y los pueblos se tratan de defender de esa injusticia.

Los gobiernos que deberían de velar para que la justicia se realizase en todas las comunidades, países, resulta que es al revés, apoyan y sirven a los que ejercen la injusticia, siendo peligrosos y expiables, los que defienden la justicia.

Y con nuestro voto para mayor degradación de las estructuras democráticas.

Les hemos dado el voto en aras de la democracia y una vez en el poder, incumplen todo un programa democrático y se convierten en dictadores en contra de los intereses del pueblo.

¿Quién espía a los que nos espían?

No se puede construir una sociedad democrática, cuando las bases de esas sociedades no son democráticas.

Las instituciones, los pilares de una sociedad no son democráticos.

Los partidos políticos españoles no son democráticos, el poder judicial no es democrático, y el poder legislativo tampoco, mantenemos privilegios y estamentos que no son democráticos.

Hemos volcado en la democracia las mismas actuaciones y estructuras de sociedades totalitarias, y desde ese listón hablamos de democratizar la sociedad, y como saben que la sociedad es imposible que sea democrática no siéndolo los partidos ni las instituciones del estado, entonces viendo reflejar el peligro de esa sociedad antidemocrática, dicen que necesitan para nuestra seguridad, vigilarnos.

Una vergüenza democrática y social. Conchita Lloria

ARTICULO QUE DICE LO QUE TODOS DECIMOS EN DIFERENTES MEDIOS, PERO ESTA BIEN CONSTRUIDO.

Posted on Febrero 15th, 2013 in General by conchitalloria  Tagged , , , , , ,


El día que acabó la crisis

Cuando termine la recesión habremos perdido 30 años en derechos y salarios
CONCHA CABALLERO

Un buen día del año 2014 nos despertaremos y nos anunciarán que la crisis ha terminado. Correrán ríos de tinta escritos con
nuestros dolores, celebrarán el fin de la pesadilla, nos harán creer que ha pasado el peligro aunque nos advertirán de que
todavía hay síntomas de debilidad y que hay que ser muy prudentes para evitar recaídas. Conseguirán que respiremos
aliviados, que celebremos el acontecimiento, que depongamos la actitud crítica contra los poderes y nos prometerán que, poco
a poco, volverá la tranquilidad a nuestras vidas.

Un buen día del año 2014, la crisis habrá terminado oficialmente y se nos quedará cara de bobos agradecidos, nos reprocharán
nuestra desconfianza, darán por buenas las políticas de ajuste y volverán a dar cuerda al carrusel de la economía. Por
supuesto, la crisis ecológica, la crisis del reparto desigual, la crisis de la imposibilidad de crecimiento infinito permanecerá
intacta pero esa amenaza nunca ha sido publicada ni difundida y los que de verdad dominan el mundo habrán puesto punto final
a esta crisis estafa “mitad realidad, mitad ficción”, cuyo origen es difícil de descifrar pero cuyos objetivos han sido claros y
contundentes: hacernos retroceder 30 años en derechos y en salarios.

Un buen día del año 2014, cuando los salarios se hayan abaratado hasta límites tercermundistas; cuando el trabajo sea tan
barato que deje de ser el factor determinante del producto; cuando hayan arrodillado a todas las profesiones para que sus
saberes quepan en una nómina escuálida; cuando hayan amaestrado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis; cuando
dispongan de una reserva de millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables con tal de
huir del infierno de la desesperación, ENTONCES LA CRISIS HABRÁ TERMINADO.

Un buen día del año 2014, cuando los alumnos se hacinen en las aulas y se haya conseguido expulsar del sistema educativo a
un 30% de los estudiantes sin dejar rastro visible de la hazaña; cuando la salud se compre y no se ofrezca; cuando nuestro
estado de salud se parezca al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho, por cada
prestación; cuando las pensiones sean tardías y rácanas, cuando nos convenzan de que necesitamos seguros privados para
garantizar nuestras vidas, ENTONCES SE HABRÁ ACABADO LA CRISIS.

Un buen día del año 2014, cuando hayan conseguido una nivelación a la baja de toda la estructura social y todos -excepto la
cúpula puesta cuidadosamente a salvo en cada sector-, pisemos los charcos de la escasez o sintamos el aliento del miedo en
nuestra espalda; cuando nos hayamos cansado de confrontarnos unos con otros y se hayan roto todos los puentes de la
solidaridad, ENTONCES NOS ANUNCIARÁN QUE LA CRISIS HA TERMINADO.

Nunca en tan poco tiempo se habrá conseguido tanto. Tan solo cinco años le han bastado para reducir a cenizas derechos que
tardaron siglos en conquistarse y extenderse. Una devastación tan brutal del paisaje social solo se había conseguido en Europa
a través de la guerra. Aunque, bien pensado, también en este caso ha sido el enemigo el que ha dictado las normas, la duración
de los combates, la estrategia a seguir y las condiciones del armisticio.
Por eso, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo
hacernos más pobres y desiguales, sino también más cobardes y resignados ya que sin estos últimos ingredientes el terreno
que tan fácilmente han ganado entraría nuevamente en disputa.

De momento han dado marcha atrás al reloj de la historia y le han ganado 30 años a sus intereses. Ahora quedan los últimos
retoques al nuevo marco social: un poco más de privatizaciones por aquí, un poco menos de gasto público por allá y voilà: su
obra estará concluida. Cuando el calendario marque cualquier día del año 2014, pero nuestras vidas hayan retrocedido hasta
finales de los años setenta, decretarán el fin de la crisis y escucharemos por la radio las últimas condiciones de nuestra
rendición.

LA NUEVA FORMA DE COLONIZACION.

Posted on Diciembre 26th, 2012 in General by conchitalloria  Tagged , , , , , ,

26/12/2012

Hace muchos años, me preguntaba cómo podían darnos la libertad los mismos que nos la habían quitado.

Me preguntaba como los que habían vivido y sostenido a los que apoyándose en el ejército, en la policía actuaban con un poder represivo contra la ciudadanía, podían después seguir ocupando los cargos de responsabilidad en empresas y en sectores de la sociedad relevantes que influyeran en la democracia para hacer realmente un país con valores democráticos.

Ya he podido comprobar que con los mismos pilares de la dictadura, no se construye la democracia.

No se atrevieron los políticos, hoy para mi, mal llamados demócratas, a cambiar las raíces de un país, que quería caminar en libertad.

Lo que nos llevo a una guerra civil, la corrupción y la opresión de la clase mal llamada privilegiada, entre ellos, monárquicos y religiosos, con un pequeño núcleo de sectores económicos, añadiendo la fuerza recibida por Alemania, dieron un golpe de estado a una incipiente democracia, que pretendía devolver al ser humano a la dignidad humana, a la dignidad que todo ser humano tiene derecho, que es la libertad, la justicia y la paz.

La única manera de hacerlo era quitar privilegios a una clase que se había apoderado de ellos a través de la fuerza, de la opresión, de los impuestos y de la falta de libertad, imponiendo a la fuerza una forma de pensar, una forma de vivir, aceptando que hay diferencia de clases, y que ellos tienen el poder de mandar sobre la mente y el cuerpo de las personas. Esa es su injusta ley.

Pues ahora vuelvo a decir lo mismo, ¿Cómo los que nos han llevado a la crisis, nos pueden sacar de ella?.

No necesito que pase treinta años.

Ya lo digo ahora.

No solo no nos van a sacar de ella, sino que cada década las siguientes generaciones serán más pobres.

Debe ser, que cuando la mente enferma, se es incapaz de analizar que igual que ahora vemos conscientes de ello, como se puede perder lo poco que habíamos conseguido obtener en tan poco tiempo de libertad, antes, la tierra era de todos. Y los ciudadanos lo perdieron todo, quedando en manos de unos pocos que lo han saqueado empleando para ello todo tipo de explotación.

Ahora ya no quedan casi recursos naturales para explotar, pero con las nuevas tecnologías, son capaces de realizar en un quinquenio, lo que antes se realizaba en cincuenta años, por lo tanto el nivel de pobreza es tan rápido, que es facilísimo ver a donde nos conduce semejante panorama político, económico, a millones de seres, Europa, convertida en una potencia como china, sumida en la pobreza, en donde el reparto de pobreza, nos llevara a unos mínimos en donde vivir hacinados, sea una forma habitual de vida.

Ese poder que nos conduce de nuevo a la miseria ya lo hizo en épocas anteriores. Sus principios de casta siguen en activo, sus pilares no se han destruido, permanecen intactos, y saben que solo creando pobreza, es lo que van a recibir, pero aun siguen oprimiendo hasta sacar las últimas gotas de las que se puedan alimentar, y cuando la vaca ya está seca, la dejan a su suerte, como lo vemos en África, en donde la imagen famélica es la única imagen real que demuestra los efectos de la pobreza.

Que los ciudadanos no se equivoquen, sabemos ya los efectos del capitalismo sobre los países.

Es una guerra que destruye el país.

Es una guerra que tiene que resurgir de sus cenizas, pero ahora, ya no hay nada que explotar, ya está todo agotado.

Solo tienen un pequeño botín, y es desmantelar el estado.

Y se van a quedar con el estado. Dejaremos de ser un país independiente para formar parte de Europa, y nos están colocando en la cola de de la unión, cadena de montaje eso es lo que nos han destinado, cadena de montaje, como Citroën,.

Y ellos, los países ricos, serán los que sigan enviando tecnológica, ellos seguirán con el poder. Ya ha pasado el tiempo de que clases determinadas, sean las que gobiernan un país, ahora serán países, los que deciden cómo se organiza un continente. Esta el la nueva forma de colonización.

Los chinos, los rusos, los americanos ricos, al igual que la iglesia, comprando pisos que se han construido sin tener necesidad de ellos. Ellos son los propietarios de las tierras donde se han construido esas viviendas.

Preocupados por Cataluña y ellos, vendiendo trozos de España a la iglesia, a las organizaciones que poseen dinero, una forma de blanquear dinero, pero que al igual que el patrimonio de la iglesia, es propiedad de ella, no del estado, los suelos urbanizables, terminan siendo de quien los compran, sobre todo cuando son dueños de grandes extensiones, como siempre fue y seguirá siendo.

Entre zonas francas, zonas religiosas y territorios ocupados por extranjeros ¿realmente que queda de España?.

Dentro de poco, como en Canarias, se hablara Alemán, y aquí preocupándonos de si se habla catalán o gallego.

Qué forma de engañarnos.

Conchita Lloria