Comentarios enviados a otros medios


/*s;
a

Amnistía para no demoler los edificios construidos en zonas protegidas, escuche en Hoy por Hoy, cadena Ser. Y apague la radio.

Amnistía fiscal, para los que se llevaron el dinero fuera de España y defraudaron a Hacienda.

Amnistía para los presos políticos en asuntos económicos.

Los economistas, en la cadena ser, dice un tertuliano economista, que han entendido que lo importante ahora es unas instituciones serias, fiables para la buena marcha de la economía.

Felicidades a los economistas que aprendieron ahora eso. Hombre justo, e injusto de Platón, en ese dialogo de Sócrates, lo decía claramente. La justicia solo se desea cuando uno tiene que sufrir sobre su propia carne los efectos de la injusticia, pero lo que les beneficia y escogen es la injusticia, pues es el arma de hacer negocio.

Sabemos muy bien quienes son los que han regido los pueblos. El derecho de pernada, y el derecho sobre la vida y pensamientos del ser humano.

Que nadie diga lo que deberían ser las instituciones, cuando nunca lo han sido.

A todos les pondría el nombre de criminales de guerra.

Todas las medallas ganadas en combate, matando a civiles y a soldados defendiendo sus privilegios, son crímenes contra la humanidad, deberían ser retiradas, o que significase el deshonor, de ser los mejores para la indignidad contra el pueblo, que sin armas, es esclavizadas y empobrecido. Ninguno lucho por la libertad, la justicia y la dignidad, quizás porque si esos términos están conquistados a base de derramar sangra, ya han perdido su valor.

Son unos inmorales. Y todo ciudadano que vota a los que se sabe que están llenos de casos de corrupción, que se siguen presentando, que sus partidos les vuelven a presentar como candidatos, son exactamente iguale a ellos.

Por eso cada pueblo tiene lo que se merece. Son iguales.

El problema es como viven los que no son iguales ni emplean esas actitudes, no defienden ni apoyan la mentira y la corrupción.

Estos, solo lo sufren, pagan las consecuencias, y se asquean de que la vida pueda ser esa manada de lobos comiéndose unos a otros.

Quizás en términos financieros, los mercados españoles, se crean muy listos, comiendo a los ciudadanos, vaciándoles los bolsillos a sus propios ciudadanos.

Quizás lo que no sepan, que entre lobos, los lobos europeos y americanos, se van a comer a los lobos españoles. Simplemente los españoles les están haciendo el trabajo lento. el terminar de vaciar nuestros pobres bolsillos, pero cuando ya ténganla recaudación completa, serán los europeos y americanos los que se coman a los españoles.

¿Entendieron que quedaran cinco o diez bancos solo en el mundo? Ya saben cuáles y de quien van a ser.

Pobre lobo que solo sabe que se comen ovejitas. Mi amigo empresario me dijo: Conchita, no puedes en el mundo del negocio ser una samaritana. Somos lobos, o comes o te comen, y yo como a todos los que puedo para que no me coman.

Efectivamente, sigue fuerte y robusto. A su alrededor han desaparecido la competencia.

Y yo no estudie económicas. Solo escucho y tengo cabeza para razonar.

Conchita Lloria