UNA INDIGNADA SOCIALISTA.

Posted on Noviembre 20th, 2014 in General by conchitalloria  Tagged , , , , ,

RESPUESTA A DECLARACIONES DE JOSE BONO EN EL ROJO VIVO.UNA INDIGNADA SOCIALISTA.

En el programa “Al Rojo Vivo” escucho a Jose Bono decir que son un partido que tiene 158 años y que hace 38 años que en España se terminó el miedo, (las cifras exactas no las recuerdo).

Me parece impresentable lo que está diciendo. El partido socialista actual solo se representa por los años en que se constituyó en partido después de la transición.

Y no fue un partido libre, con un programa libre, puesto que hubo los pactos de la Moncloa, en que personajes del antiguo régimen, siguieron poniendo las bases para la transición a la democracia, bien expresado, transición, no democracia. Y ahí nos hemos quedado, en la transición, pues al no crecer democráticamente hemos caminado hacia atrás.

Si tuviera el espíritu de los cien años de honradez, seguiría defendiendo la Republica como forma de gobierno democrático y defendería el desarrollo de un país laico, respetando las creencias religiosas, en la intimidad, pero sin mantener los pactos ni los privilegios, con una religión que apoyó el golpe de estado, que bendijo la guerra civil y a los ganadores, pues así rezaba la placa en una calle de Madrid, “calle Francisco Franco, por la gracia de dios”. Amén de hacer leyes que beneficiaran a los ciudadanos honrados y no que persiguiesen a los roba gallinas, y dejasen en libertad todo tipo de corrupción, con el dicho de que quien hace la ley hace la trampa.

Los votantes socialistas, republicanos, les hemos dado el voto, incluso mayoría absoluta, sabiendo y entendiendo lo difícil que era salir de esa tela de araña en donde todo estaba y seguía bien atado por el antiguo régimen.

Hasta que descubrimos que una inmensa mayoría de políticos, se habían vendido al enemigo y ya eran todo menos socialistas, y sus ayuntamientos y comunidades tenían casi los mismos casos de corrupción que los del Partido popular, en los que sus votantes presumían de ser franquistas y de no renunciar ni rechazar al dictador, demostrando con ello que la corrupción, ni los privilegios, ni los apoyos a la iglesia iban en contra de sus principios.

Bono y compañía, se olvidaren que mientras ustedes miraban para otro lado, y muchos se corrompían, las familias que les votaban, cada día sentían más asco de lo que estaban realizando, pues en una dictadura, teníamos la pistola en la nuca, pero que en la transición permitieran que se realizase este robo a los ciudadanos, era imperdonable.

Y cuando se miente en los análisis, se miente en las demás informaciones. El miedo perdura hoy. Los delatores aún viven, nadie los juzgo, como nadie juzgo los crímenes de la dictadura.

Los integristas religiosos siguen ahí, y al igual que en el pasado te venían a buscar por no ir a misa, eso quedó grabado con fuego en la mente, y por si acaso esto vuelve atrás, estemos a bien con la iglesia.

No se ha curado ninguna herida, pues no se reparó ninguna injusticia de las realizadas durante los 40 años. Al revés, se vieron aumentadas, con el desprecio absoluto de los que se llamaron Republicanos y de izquierdas.

Se han arrodillado y han querido arrodillarnos a la ciudadanía a que perduren las antiguas tradiciones y creencias, pero no lo han conseguido.

Los franquistas que de la noche a la mañana eran demócratas, ya sabemos que siguen en el mismo sitio, no tienen pensamiento propio, tienen el de la ideología y el de la defensa de sus intereses económicos e incluso el de algún iluso que se cree que sus pecados, le son perdonados si se mantienen bajo el manto de la madre iglesia.

Pero los socialistas no somos esos ciudadanos, fuimos los que luchamos por la libertad, los que vivieron honradamente, los que emigraron por no poder soportar esta oscuridad y esa crueldad, fueron los que pensaron por sí mismos, los que leyeron, estudiaron y vieron lo que oros países tenían, vieron un fututo incluso de corrupción mucho antes de que en España se pudiera descubrir por estar todo perfectamente orquestado, para que no saliese a la luz ni una noticia de corrupción y malversación de fondos con la censura que tan bien ejercía Fraga, un ministro que después de ser del Régimen dictatorial franquista ministro, fue elegido en las urnas, para vergüenza de los demócratas.

Y el final de la dictadura fue la ruina económica de España. Un agujero por el que el dinero entra por un lado y salía directamente por el otro. Una España totalmente atrasada y endeudada.

Y el final de la transición ha sido una España que construyo carreteras, aeropuertos, “pirámides llenas de momias” y construyo una sanidad y una educación pública, añadiendo un departamento de protección social que dio de ganar millones y millones de euros a los constructores, que se llevaron el dinero a paraísos fiscales, en la época de mayor crecimiento, dejaron arruinada al estado y que tuvo que asumir la deuda privada para que no se realizase el rescate, (mayor rescate que este no sé qué es lo que iban a realizar) y dejar endeudado al estado en el cien por cien del PIB por tres décadas, y no pudiendo mantener lo construido, pasarlo , regalarlo a las manos privadas

Señor Bono, no lo han podido hacer peor, lo bueno que hicieron lo hicieron para ganar dinero rápido, no para que España creciera y subiésemos nuestro listón en calidad de vida. Lo tenemos que pagar todo, por lo tanto, no han realizado nada.
Es como el que compra una casa con una hipoteca, se queda sin trabajo y el banco se la queda. No tienen casa, han perdido el dinero.

Todo nuestra vida está en manos de los bancos, y los socialistas son responsables de ello, pues no esperábamos que un partido que hablaba de honradez, pudieran demostrarnos lo poco que son y que poco les ha durado el barniz que decían poseer,

Peor de lo que lo han hecho es imposible que Podemos u otras fuerzas políticas emergentes lo puedan realizar. Nadie cree en varitas mágicas. El poder económico, como Podemos también los va a estrangular, pero solo con que cambien algunas leyes y sean honrados, esta país ya cambia. Y para los corruptos esto no es nada, pero para los honrados en muchísimo. Fíjense, no pedimos dinero, pedimos justicia, honradez, dignidad, pues así, todos tendrán lo mínimo para vivir dignamente.
Y claro que los más ricos son los que tienen que pagar mucho más, claro que sí. Y que se vayan ellos y sus negocios a otros países, Ya se crearan empleos con empresas que utilicen su saber en crear trabajo, no en ser un negocio inmundo y pestilente.

La vida es demasiado corta, para que unos pocos sean dueños del mundo, que lo obtienen robando a todos los demás. ¡Leyes democráticas, que les quite el poder a esos ladrones de guante blanco que se creen que sin ellos se hunde el barco, cuando son ellos los que han hundido la flota”!

Conchita Lloria




Comments are closed.