SE TERMINA LA CRISIS, EMPIEZA EL FRAUDE DE NUEVO.

Posted on Septiembre 27th, 2013 in General by conchitalloria  Tagged , , ,

Reflexión sobre la crisis….cuando nos dicen que se acaba la crisis…lo que empieza  es el nuevo desfalco.
Quizás dentro de dos generaciones, y como no se transmite las experiencias  vividas a las futuras generaciones, puede que esos jóvenes del futuro crean en un crecimiento y que ese crecimiento les puede llevar a una estabilidad presupuestaria y a una seguridad económica de manera sostenible.
Los que ya vivimos  la transición y sabemos que hemos salido de la dictadura totalmente empobrecidos con todo por realizar, durante los años ochenta en adelante, hubo el periodo de mayor crecimiento nunca vivido en nuestro país, se construyo lo que jamás  se había construido, se vendieron automóviles para una población  el doble que la nuestra, se consumió lo que jamás  podía sospecharse y se derrocho dinero publico y privado en viajes, fiestas, adosados y un largo etc., como si en vez de democracia hubiésemos encontrado petróleo. Pues somos los mismos ciudadanos, los que estamos viendo que el mayor crecimiento de la Historia nos ha llevado al mayor endeudamiento y perdida de todos los derechos, así que a partir de ahí, la” frase crecimiento” va a ir unida siempre a endeudamiento, en que mas tarde  o temprano, los ciudadanos volveremos a pagar la deuda privada y a salvar a los bancos, ya que esa deuda que pagan los ciudadanos es y será siempre, los inmensos benéficos de los especuladores. Conchita Lloria

EL TIEMPO NO EXISTE. LAS IDEAS REFLEJADAS ORALMENTE O POR ESCRITO HACE TRES MIL AÑOS, AUN NO SE HAN ENTENDIDO

Posted on Septiembre 5th, 2013 in General by conchitalloria  Tagged , , ,

5/09/2013

El tiempo no existe.

Existe nuestro tiempo. Nuestras etapas de la vida, para crecer, desarrollarnos, reproducirnos y conseguir con suerte, decían antes, “un adosadito”; ahora todos se dan por contentos, si pueden conseguir un trabajo, no importa si está relacionado con lo que han estudiado por vocación, cobrando menos de 600 euros.

Esto no es nuevo, ya se ha vivido en España, pero se ha vivido en múltiples países, años, siglos antes.

El tiempo no existe.

Desde la antigüedad se habla de años de vacas flacas y de vacas gordas.

Los ciudadanos lo saben, nos educaron con fabulas, nos inculcaron que había que ser hormiguita, guardando para el invierno, y no ser cigarra que llegado el invierno se muere de hambre.

El tiempo existe para repetir los ciclos, las etapas de la vida, sin hacerse preguntas, sin analizar la razón de las crisis, y sobre todo, sin analizar por que a mayor conocimiento, entendimiento, seguimos aceptando las normas, las creencias, la sociedad patriarcal, constituida cuando no se tenía preparación ni conocimiento.

Queremos avanzar cuando sabemos que el sistema que apoyamos realiza justamente esto, crear crisis, crear etapas de vacas gordas y etapas de mucha hambre, pero se olvidaron de decir, que solo para unos pocos la época de vacas flacas, se convertían realmente en la mejor época de vacas gordas.

El tiempo existe si no aprendemos de lo vivido, si no ponemos en práctica y no cambiamos las actitudes que nos han llevado a las crisis anteriores.

El tiempo existe si vegetamos, si repetimos círculos, si seguimos en el pensamiento del siglo I de nuestra era. Así vemos como nacemos y morimos, y de este paso por la tierra solo desconocimiento nos llevamos y dejamos a los descendientes la misma herencia, tener que repetir nuestros propios ciclos.

Envejecemos, se pasa la vida y nada poseemos…, vemos nuestras manos vacías…, como salir de esa espiral, que después de resurgir de las cenizas, en la edad madura de la vida, cuando has conseguido tus grandes o pequeños objetivos crees que ya toca descansar y vivir del esfuerzo del trabajo realizado a lo largo de la vida. De nuevo, el sistema te impone el ciclo de las vacas flacas y lo poco que has conseguido ahorrar, se convierte en cenizas, y ya sin fuerzas, te dicen que de nuevo te levantes, y resurjas como el Ave Fénix

El tiempo no existe para los que aprenden, solo para los que viven con sabiduría, con conocimiento, el tiempo no existe.

Para las instituciones, el tiempo no existe.

Son inamovibles, cambian las personas, pero sus estructuras, su ideario, su ideología y su falta de libertad, no cambia ni un ápice. Cambiar seria su desaparición en pocas décadas. Perduran por no cambiar.

No existe ni tiempo ni espacio.

Esas mismas instituciones permanecen exactamente igual en un determinado siglo, que en diferentes países.

Son las ideas, las creencias, los modos, las imposiciones, lo que les hace ser iguales, pues no necesitan trasladar ejércitos, solo trasladan ideas, normas, creencias y ya en cada lugar, el ejército de cada país, las propaga como una plaga.

Ellos saben, ellos tienen conocimiento para realizar su política, que impuesta a los pueblos, se convierte en las verdades absolutas y en el bien para la ciudadanía.

Se admite la colonización como verdadera.

Aplicando de vez en cuando una de sal y otra de arena (fabulas), parecen que sueltan de vez en cuando el sedal, para que el pez crea que tiene libertad y que puede recorrer espacios alejados, pero la caña del pescador, permanece firme ofreciendo resistencia a cada intento de alejarse demasiado, o de romper el hilo que le sujeta a la caña.

Dependiendo del ciclo económico y de la época, el mismo sistema hace pequeños cambios, para adaptarse a los nuevos tiempos y seguir ellos, manteniendo el timón y la caña bien firmes.

Pasados 20 siglos, uno se pregunta ¿Qué ha cambiado? ¿Pero si todo sigue igual?

Quizás una de las consecuencias de la sabiduría es saber que si no creces, decreces. No te quedas igual, no, bajas peldaños, pierdes todo lo que poseías, hasta los conocimientos innatos, y el desconocedor de este principio tan grandioso, vive como si no crecer no tuviese efectos sobre su vida y su entorno.

El conocimiento no nos ha servido para entender que si no cambiamos el sistema, el sistema nos cambia a nosotros. Y efectivamente, el sistema nos cambia a nosotros.

Nos va haciendo como el sistema. Vamos cayendo en sus redes, y terminan domesticándonos, para que aceptemos ser lo que ellos quieren para la humanidad, o nos vuelven a poner el anzuelo, para que piquemos y seamos ya parte de esa elite que se dedica a someter a los demás, a cambio de jugosos beneficios.

En 1912 Benito Perez Galdós escribió en “La fe nacional y otros escritos sobre España” estas frases que voy a reproducir. Sus frases a día de hoy están en plena actualidad. El mismo decía que tenían que pasar tiempo, más de cien años, para que algo cambiase, y esos cien años pasaron, y hoy, a 5 de setiembre de2013, podemos decir sus mismas frases, necesitamos más de cien años para que algo cambie.

Los griegos lo sabían muy bien, Platón hablaba de la justicia. Sin justicia no había estado, era esencial la justicia para la existencia de una nación, pues nadie puede ser injusto con otro, pues sería injusto consigo mismo, con el Estado, por lo tanto, no habría estado, no habría Gobierno.

Teniendo esos pensamientos 400 años antes de nuestra era, se olvidaron de esos pensamientos, se pusieron en práctica los contrarios, imponer la injusticia, no existe estado, solo existen los que se creen con el poder de las armas, del terror, del miedo, de la coacción, imponer sus modelo de sociedad y ser aceptado sin rechistar, pues el miedo creado no ha sido a la vida horrible y sin derechos, sino que el miedo, ha sido creado a la muerte y a la vida futura, después de la muerte, por lo tanto, hay que seguir vivo, pues lo otro que viene, es peor que lo que tenemos.

Galdós dice: Los dos partidos que se han concordado para turnarse (hoy llamaríamos bipartidismo) pacíficamente en el poder, son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto (hoy diríamos a repartirse el pastel de los presupuestos del estado).

Carecen de ideales, ningún fin elevado les mueve, no mejoraran en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta (hoy diríamos analfabeta mentalmente y pobres moralmente).

Pasarán, unos tras otros, dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consumación, que de fijo, ha de acabar en la muerte.

No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo, no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigos, legislar sin ninguna eficacia practica (cien años más tarde de este escrito, las pequeñas reformas que si se habían conseguido, religiosas, laborales educativas etc. se están de nuevo perdiendo, es el pescador, que está tirando de la caña, para que el pez, vuelva a la red).

Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria…, No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos…, La España que aspira a un cambio radical y violento de la política, se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra (después de este escrito 1912, la Monarquía cayó, gano la república y hubo un golpe de Estado, con cuarenta años de dictadura, posteriormente se restauró la Monarquía y estamos viviendo, a través de una mayoría absoluta parlamentaria, el despojo de todos los derechos obtenidos, comprobando que una mayoría parlamentaria puede anular un estado de derecho, en tanto que los otros pilares que sustentan la democracia se someten al poder político. Ante los seis millones de parados, el rescate bancario y asumir el estado la deuda privada, obligando a recortes inimaginables, se vuelve a clamar por la república, y hago el paralelismo inicial…, los dos partidos…, bipartidismo…, al final las mismas políticas, los mismos privilegios…, nada cambia. Pues que importa Monarquía o Republica, si es lo mismo…, bipartidismo, utilizando políticas absolutistas, siendo monárquicos o republicanos exactamente igual).

Sigo copiando: Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este régimen, atacado de tuberculosis ética, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental

Tendremos que esperar como mínimo cien años más para que en ese tiempo, si hay mucha suerte, nazcan personas más sabias y menos chorizos de lo que tenemos actualmente. ¡Pobres españoles! Lo que nos costara recuperar lo perdido. Fin copia.

Esta frase es perfectamente aplicable al día de hoy. Pobres españoles, lo que nos costara recuperar lo perdido.

Habla de chorizos, palabra totalmente aplicable al día de hoy a casi toda la clase política, y particularmente al partido en el Gobierno, entre otros motivos, por los escándalos de los casos de corrupción y del tesorero del Partido Popular.

Efectivamente, son unos ineptos, y como pueblo que no entiende, se deja gobernar por ineptos, esperando que las cosas puedan ir bien, y claro, el resultado de los caciques, de los ineptos, de los chorizos, es que toda su gestión, todas sus malas políticas y leyes, solo sirven para enriquecerse ellos, y como es natural, para empobrecer al pueblo.

Pueblo que se sorprende de lo que está perdiendo, pero paralizado se queda, esperando que los mismos que les ha llevado a la ruina, de nuevo puedan generar empleo, para que dentro de diez o quince años, desde la pobreza en la que nos han dejado, de nuevo suelten el anzuelo, el sedal lo dejen flojo y de nuevo se inicie la nueva crisis, que es crear trabajo ficticio, para que unos años después, el estado vuelva a asumir la deuda privada y los ciudadanos de nuevo se queden sin nada.

Un nuevo modo de hacer lo que siempre se hizo, en todos los tiempos y con todos los gobiernos, que el estado y la iglesia eran los que se quedaban con el fruto del trabajo del hombre, además de quedarse con los reservas naturales, explotando para su único beneficio todos los recursos que la naturaleza ha ofrecido a la humanidad y a los seres vivos que por ella habitan.

Los depredadores, son estos sistemas, y en ellos ponemos nuestras vidas y las de nuestros hijos. Nos reproducimos en cautividad, para ofrecer en sacrifico nuestra descendencia.

Conchita Lloria Bernacer

Exposición del Presidente Evo Morales en la reunión de Jefes de Estado Comunidad Europea.

Posted on Septiembre 4th, 2013 in General by conchitalloria  Tagged , , ,


Exposición del Presidente Evo Morales ante la reunión de Jefes de Estado de la Comunidad Europea

(30/06/2013).

Con lenguaje simple, que era trasmitido en traducción simultánea a más de un centenar de Jefes de Estado y dignatarios de la Comunidad Europea, el Presidente Evo Morales logró inquietar a su audiencia cuando dijo:

“Aquí pues yo, Evo Morales, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro.

Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace solo quinientos años. Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante.

Nunca tendremos otra cosa.

El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron.

El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.

El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.

Yo los voy descubriendo. También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América.

¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su Séptimo Mandamiento.

¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano!

¿Genocidio? Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califican al encuentro como de destrucción de las Indias, o a ultrosos como Arturo Uslar Pietri, que afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se deben a la inundación de metales preciosos!

¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir la devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.

Yo, Evo Morales, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis.
Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan ‘MARSHALLTESUMA”, para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.

Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos: ¿Han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional? Deploramos decir que no.

En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal.

En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el Tercer Mundo.

Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente hemos demorado todos estos siglos en cobrar.

Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarles a nuestros hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30 por ciento de interés, que los hermanos europeos le cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10 por ciento, acumulado sólo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia.

Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto, informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300.

Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta Tierra.
Muy pesadas son esas moles de oro y plata. ¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?

Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo.

Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos.

Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de la deuda histórica…’”

remate con web

Use Facebook to Comment on this Post

- See more at: http://www.sicnoticias.cl/educacion/2013/08/04/notable-e-ironica-intervencion-de-evo-morales-ante-los-jefes-de-estado-de-la-cee/#sthash.o0iTCrnV.dpuf