UNA CARTA ENVIADA A RODRIGUEZ ZAPATERO, CUANDO ERA PRESIDENTE. RESCATADA DEL OLVIDO.

Posted on Diciembre 29th, 2012 in General by conchitalloria  Tagged , , , ,

Carta al Presidente de Gobierno: Rodriguez Zapatero.

Lo primero es felicitarle por el Debate de la Nación.

Mi primera impresión, aunque no participe de todo el Debate, fue en que explico y se comunicó de forma diferente , y que aunque no lo hizo sobre todos los temas, ni en la profundización necesaria, eso se valoró y le dio, una imagen de que si sabe por dónde va el país, y que las medidas que se fueron tomando, fueron mediadas que efectivamente, casi fueron impuestas por Europa, pero que eso no es un descredito, ya que formamos parte de Europa, y por lo tanto, ese gobierno, el Europeo, es el que rige y vigila y controla las economías de los países integrantes, porque escuchando a Rajoy, uno piensa, ¿Qué es Europa, para que estamos en Europa, porque una moneda única?, si después consideramos un insulto las medidas económicas que nos exige justamente al estar en la comunidad europea y en el Euro.

Al parecer, estamos, pero no nos pueden decir nada, entonces, para que ese gasto que supone tantas delegaciones y tantos representantes políticos, para que lo que nos puedan decir, sea un insulto, y hacer caso y cumplir con lo recomendado sea una bajada de pantalones,

Me imagino que la encuesta del Cis, le habrá resultado alentadora, los ciudadanos responden a lo bien realizado, y eso no indica que se deba de hacer mejor, mucho mejor.

Pero uno de los puntos del triunfo, es saber comunicarse, llegar a los ciudadanos, saber explicar lo que se realiza, y porque se realiza, con verdad, con justicia, y con libertad.

Pienso, que este es un tema en el que hay que profundizar, y que lo veo difícil, porque los partidos políticos, están muy alejados de los ciudadanos, y sus presidentes, sus representantes locales, no son conocidos por los ciudadanos que votamos a un partido sin pertenecer a él.

Es muy importante saber a quien se dirige, presidente, cuando habla, si a los que son del partido, o a los ciudadanos que le votamos, sin ser del partido, o a la ciudadanía en general, inclusive aquellos que sabemos que solo van a votar lo que su líder les diga, porque aun hay muchísimos ciudadanos, que su libertad tan poco apreciada, sigue en manos de un líder.

Mantengo el sentimiento de que los que tenemos el deber de proteger la democracia, somos los demócratas, los que necesitamos la libertad y la justicia como forma de vida. Seguramente, porque somos ciudadanos que no podemos hacer lo que otros hacen para sobrevivir, o para obtener su patrimonio, sabiendo que está asentado sobre injusticias, guerras, hambre, pobreza y explotación de los seres humanos. Por eso, los que no podemos hacer nada de esto, necesitamos a un estado justo y libre, que nos impulse a construir una sociedad en valores democráticos.

Empieza una campaña electoral, y creo que debería enfocarla, no ante la crisis que estamos viviendo, sino recordando al pueblo, a los ciudadanos, que fue justamente ese pueblo, al que hoy se dirige, al que hoy habla, el que le dio los votos para gobernar.

Que estaba gobernando en ese momento, el Sr. Aznar, con mayoría absoluta, que España, estaba, según ellos en su mejor momento económico, el boom de la construcción, las empresas ficticias, todos ganaban, y todos iban a desaparecer, en cuanto el negocio ya no fuese tal negocio, y que teniéndolo todo a su favor, su arrogancia, el ser amigo de Bush, el apoyar guerras injustas (todas son injustas), en donde no se respeto a los observadores, y en donde se quiso obtener por la fuerza, lo que el dialogo no obtuvo, comportándose y diferenciándose muy poco de otras actuaciones consideradas delictivas.

Fue justamente eso, lo que los ciudadanos no consintieron, esa parte de los ciudadanos que parece que no existen porque no están dentro de partidos, porque no piden nada, al contrario dan mucho más que reciben, porque no quieren vivir bien a consta de que otros vivan mal etc. etc.,.

Es a estos ciudadanos que le apoyaron en un momento decisivo de la historia, a los que se tiene siempre que dirigir, porque son los que dijeron No a la guerra.

A los ciudadanos que dicen No a la guerra hay que hablarle muy claro, si la riqueza no la queremos con injusticias, tenemos que transformar nuestra sociedad, hacerla más justa, más competitiva, a través del dialogo y de las negociaciones.

El estado de bienestar, es muy caro mantenerlo, pero ese es el derecho de estos ciudadanos que dicen No a la guerra.

Somos nosotros, los ciudadanos los que tenemos todos juntos que construirlo y mantenerlo, somos nosotros los que tenemos que defenderlo, de la misma forma que nos defenderíamos de un ladrón que viene a nuestra casa a robarnos. La idea de que el estado de bienes es del pueblo, y que son medidas y derechos a los que no podemos renunciar.

Por eso, el empresario que gasta el dinero de ayudas del estado en lo que le después no le permite cumplir con sus obligaciones, y destruye empleo en vez de crearlo, los que evaden capitales, los que ocultan ingresos, los que blanquean dinero de la droga y de otros temas como comisiones no declaradas etc., aparte de que se repartan el pastel europeo y mundial entre accionistas, creando beneficios que solo le reporta realmente ganancias a los que tienen cantidades multimillonarias, pero que sirve de base para la especulación, y la caída de los mercados, cuando a alguien le interesa para su propio negocio.

Esto y miles de cosas más, que todos sabemos, serian considerados robos a los ciudadanos y esto sería lo que los ciudadanos deberían de castigar, y no es así.

Se permite que todo se haga mal, que el capitalismo puro y duro se imponga como sistema de gobierno, y después cuando los efectos de ese capitalismo, lo paga el pueblo, entonces, le piden a una persona, el presidente, que arregle el solo con medidas de última hora, un mercado financiero que nadie a lo largo de los años quiere arreglar, porque supone un cambio de modelo productivo y eso supone cambios, muchos cambios.

Quizás uno de ellos reside, en que tiene que cambiar el concepto de tener mucho, de querer todos vivir como príncipes, de ser millonarios, y vivir como millonarios. Quizás es hora de decir, que príncipes y reyes habían pocos, porque la riqueza así solo da para pocos, que para que tuviesen tanto, había esclavos, que se explotaba a la gente, y en los pueblos la gente vivía sin derechos, etc. etc., y que si ahora queremos todos vivir como reyes, pues no hay para todos sin quitárselo a otros países, y usted gobierna por los votos de un pueblo que dijo No a la guerra, y que lo que si ofrece, es una transformación, apoyada en el pueblo, en que todos tengamos un estado de bienestar, lo más avanzado del mundo, ojala, algún día lleguemos a lo que ya tienen en Francia y en tantos países, tanto por hacer y reestructurar, pero que eso, será lo que nos permita tener todos, sin guerras y sin esclavitud y sin injusticias.

Ya sabemos que hay otros ciudadanos que no quieren este modelo, porque son capaces de hacer otras cosas, que no tienen nada que ver con el trabajo, por eso, la fuerza de su gobierno tiene que estar apoyada en los ciudadanos que dicen No a la guerra y lo que quieren es un estado de bienestar para todos, y de esta manera, callando ambiciones, si se puede lograr.

Decir socialismo era decir igualar en pobreza, Jamás tuve ese pensamiento, para mí, decir socialismo era que todos tuviesen un estado de bienestar, un salario digno, una educación digna, una sanidad digna, una jubilación digna, y unos servicios sociales dignos, amén del apoyo a la familia que no se ha conseguido, y es uno de los fracasos más grandes de esta sociedad, desde que empezó la democracia.

El congreso de las mujeres en China, recuerdo que dije, eso no arregla mi problema, y desde luego no lo ha arreglado y tampoco para las decenas de mujeres que mueren todos los años víctimas de la violencia machista. Si fueran víctimas de la violencia terrorista, esto sería la mayor de los problemas, y pasa inadvertida. Así no se consiguen derechos para las mujeres, porque ni a las que las matan, ni a las que nos hemos quedado en casa, ni las que se han separado, tenemos derechos, porque el primer reconocimiento que se debería haber realizado, al inicio de la democracia, y no se hizo aun ahora, era colocar a la madre de familia en el lugar que le corresponde y valorar su trabajo, de madre como se ha valorado en otros países, y valorar lo que dejo de hacer, por hacer otras cosas que hoy hacen empresas ganado un inmenso dinero, por lo que hizo la mujer por deber o por amor.

Todo por hacer en este tema tan inmensamente importante.

Dinero para instituciones irreales, creadas en el dolor y en el sufrimiento, creadas desde la imposición y mantenidas ahora desde la libertad, como si todo fuese igual, y no es nada igual. Igual que en libertad no se aceptan a grupos terroristas, o a grupos de personas que quieran imponer sus métodos con violencia, de igual manera, algún día, haremos un repaso, de que instituciones deberían perdurar, conociendo sus orígenes , es decir, conociendo su historia, de cómo fueron implantadas sus enseñanzas y sus obediencias.

Sabemos que los cambios son lentos, pero lo que no puede ser, es que se sigan premiando los privilegios y castigando la honradez.

Decimos, la libertad de usar velo, Burka o crucifijos, etc., la libertad la piden justo, los que imponen sus costumbres, los que obligan a esos actos, a esas vestimentas, a esas creencias y a esos comportamientos, y hablan ellos de libertad, y los que lo hacen, por obligación, por creencia y porque siempre fue así, o por temor, eso también dicen que es por libertad, menuda manera de ensuciar la palabra libertad, y está bien, que los que utilizan la imposición la ensucien, pero no está bien, que los demócratas, la ensuciemos, diciendo que eso es libertad, cuando todos sabemos, que son obligaciones de su religión, que no son libres y lo que eso conlleva en un pueblo, una aldea , una familia, el poder tan inmenso que eso tiene. Y permanecemos callados, diciendo que atacamos su libertad.

Lo vemos, las mujeres maltratadas defienden y disculpan a su maltratador, dicen que algo habrán hecho para merecer el castigo, es la enseñanza de la religión, algo hicimos, pecar, para merecer el castigo que dios nos dio, es la repetición en familia de lo que se enseña en las iglesias, someterse al varón y a la institución de varones.

Esa no es una sociedad democrática, en donde todos los seres humanos somos iguales, hombres y mujeres. A partir de ahí, eso no es válido. Y no se resuelve, ahora, con hacer curas u obispos a las mujeres, es la falsedad de lo que se hace y se enseña, que no tiene nada que ver, con el sentimiento que cada uno puede poseer, y que nadie tiene el poder de que se lo interpreten.

Me alargue más de lo previsto. Sin más, le saluda atentamente

Conchita Lloria Bernacer




Post a comment