ESCRITO ENVIADO A OTROS MEDIOS, ASOCIADO A UN ESCRITO DE ESTE MISMO BLOG DEL 2009…./17/06/2012

Elecciones en Grecia, todos preocupados por la decisión de los ciudadanos en un día tan importante, dicen, para la unión europea.

En un trabajo para la asignatura de economía que está incorporado en mi blog, creo que en el año 2009, hacía referencia a una conferencia que se había impartido en la escuela de Económicas en Vigo, y el ponente era un altísimo personaje en lo relacionado a la política europea,. No vuelvo a hablar de todo su saber, ni incluso me molesto en buscar su nombre, en el blog aparece, y en una de mis libretas también aparece su perfil profesional, pero eso no me hace perder ni un minuto de mi tiempo.
Pero en un día como el de hoy es muy importante recordar la pregunta y la respuesta que en el turno de coloquio le realice y él me respondió.

Maravillosa vida, que me permite vivir las respuestas, no la de los soberbios, e incapaces, sino la de la vida real.

Ojala él igual que yo me acuerdo de ello, él lo recuerde y se avergüence. Todo lo contrario a lo que a mí me sucede. Me llena de satisfacción comprobar cómo se ha equivocado, y que sus formas de pensar nos ha llevado a lo que Europa está sufriendo.

Después de su extensa disertación para un público que no superaba el número 8 de oyentes,

Después de decir las miles y miles de reuniones de trabajo, de comisiones etc. etc. que se realizaban en la UE, dijo, después se realizan las votaciones para que el pueblo las ratifique con su voto.

Mi pregunta fue: Dice usted que hacen cientos y cientos de reuniones, que después en quince días de campaña, los ciudadanos tienen que entender para saber que van a votar, y que además no sé por qué a esas elecciones no se le dan importancia, y la gente vota sin saber realmente lo que se vota, añadí, y se ve el poco interés que suscita el tema, viendo el número de personas, que asisten a esta conferencia, siendo impartida en la escuela de Económicas.

La respuesta fue,” si no hay gente, es porque no se dan créditos, y con tono muy incomodo y molesto, me dijo, el pueblo tiene que votar lo que le dice su líder, no tiene que saber. Solo votar lo que le dicen. Soy elitista, por lo tanto, el pueblo no necesita saber de lo que se trata en esas reuniones, como diciendo que no lo íbamos a entender.”

Se cerró el turno de preguntas y fue rodeado de inmediato por cuatro o cinco profesores de la universidad, defendiéndolo de una pobre mujer que se atrevió a decirle ¿Qué cómo íbamos a votar algo de lo que no sabíamos que consecuencias nos iban a producir?

La imagen es la de los antidisturbios, rodeando al personaje, defendiéndole de las agresiones que un ciudadano pudiese realizar.
Defendiéndole de mis palabras.

¡Qué mal me hicieron sentir! ¡Pero qué orgullosa me sentí en cuanto salí de aquel lugar, diciendo si esto representa Europa, que grandes problemas tendremos en el futuro y si esto representa a los profesores, que malos profesionales también tendremos que soportar.

Lo que me calmó fue la no asistencia, la respuesta ya de los jóvenes. ¿Para qué perder el tiempo en escuchar a un petulante, que desea que el pueblo sea un ignorante para que siga votando sin saber lo que vota, pues como es elitista, tenemos que votar y seguir al líder?

Parece que hoy, el pueblo griego sabe un poquito más y va a votar a pesar de sus campañas del miedo, de que sin el Euro no hay vida.

No sé si hay que salir del Euro de golpe o no, lo que sí sé es que con el Euro, con los gobernantes actuales, con el Euro no hay vida. Eso si lo sé. Por lo tanto, no me produce miedo ningún cambio, el único miedo que poseo es que todo siga en las mismas manos que nos han llevado a esta situación.

Realmente a los elitistas, hoy las votaciones en Grecia les pondrán muy nerviosos, pero es la demostración de que cada día ante la inoperancia, ante el robo a manos llenas, ante el despilfarro de estos que se creen elitistas y no son nada más que malos gestores, indecentes profesionales que avergüenzan el juramento que realizan en cumplimiento de la profesión que van a ejercer, finalidad que les lleva al bienestar de la ciudadanía, a todos ellos, ojala hoy sea un día muy amargo, y el sentido común se imponga y Europa sea gobernada no por intereses mafiosos, y sea Grecia quien en Nombre de un gran filosofo Sócrates, puedan llenar de orgullo de nuevo su pensamiento del pasado y decidan que es un país justo o injusto. Hasta el día de hoy, ya saben el resultado de la injusticia. Ojala los justos se movilicen, ganen y una vez en el poder, no se conviertan en injustos.Ojala sea el primer país que en unas elecciones se vote por la justicia, la libertad y la dignidad. Eso es defender el Euro, eso es defender la democracia. Lo demás es dictadura social, política, de mercados y de valores. Una indignidad, que solo pobreza pueden arrojar sobre sus habitantes.

Conchita Lloria