Reflexiones en una mañana lluviosa

Posted on Enero 31st, 2011 in General by conchitalloria  Tagged , ,

La visita del papa a España, la imagen de la mujer, las monjas en Barcelona, limpiando lo que los hombres han manchado, la imagen de ellos sentados alrededor de un altar, y ellas, limpiando, es tan bochornosa, como maravillosa. La propaganda que querían obtener de Barcelona, de Santiago, no es nada comparada con esta imagen. El papel de la mujer en la iglesia, el papel de la mujer en una sociedad machista, con enseñanzas machistas, que nos han inculcado a la sociedad civil.

Por fin, tengo un motivo para no quejarme del gasto suntuoso del viaje de un líder religioso, que predica la humildad, desde su papamóvil, encerrado en su miedo.

Es verdad, una imagen vale más que millones de palabras, y esta imagen ha dado la vuelta al mundo y esa imagen, si que seguirá dando la vuelta al mundo.

Y un Obispo, hablo sobre el tema, y dijo que es su carisma, que una serie de monjas eligen ese carisma.

No deja de sorprenderme, debe de ser, que los carismas de las mujeres, no sirven para la salvación de los varones, porque ellos no eligen ninguno de los carismas de las mujeres, que les lleva, a ellas y no a ellos, a santificarse y a ganar el cielo.

Los varones, lo tienen clarísimo, su dios no es el de las mujeres

El dios de los varones divide, separa, hace seres desiguales, el dios de los varones crea privilegios.

Pero hay muchísimas mujeres, que se han creído lo que estos hombres les han impuesto, y buscan su vida futura realizando lo que los hombres no quieren realizar, porque no vale para nada, por eso, el desprecio que sienten por la mujer, conocen su ignorancia, y justo por eso, dicen que es inferior a los hombres, en esas cosas de dios, porque saben, que un hombre mataría como los animales, pero no pedirían un carisma que fuese limpiar lo que la mujer manchase.

Los varones no han comprendido, que lo realizado por una madre a un hijo, varón o hembra, no ha sido por ser mujer, sino que lo ha realizado por ser madre. La madre que acoge, la madre que no ve diferencias, la madre que les ama, la madre que les querría proteger toda la vida, la madre que sabe lo que es la vida, la vida que no puede controlar, porque una vez nacido, ese hijo, ya no es de ella, dicen que es de dios y de la sociedad. Todo lo que la madre le da a ese hijo, todo lo que querría darle y sabe que no posee, todo lo que es, todo lo que era, todo lo que fue y le fue arrebatado, todo eso, la madre, se lo da a su hijo, sin pensar en que es varón o que es hembra. Ella, si que sabe, que son exactamente iguales, ella sí que sabe que los ha llevado exactamente igual, que han crecido dentro de su vientre exactamente igual, que se han formado de la misma manera, con amor, o  sin amor, pero dentro de ella, han crecido exactamente igual.

Las diferencias se forman después de haber nacido. Ahí imperan ya las leyes de los hombres, las leyes que discriminan, las leyes que diferencian y separan. Lo que era igual, lo han diferenciado, y te dicen, como debes de vivir,  como debes de pensar, como debes de vestir, relegando a la mujer, a la incultura, al cuidado de hijos y al servicio de los varones, imponiéndolo a la fuerza, desde la ley de la injusticia, hasta la ley no escrita, dentro del hogar, en que la mujer es propiedad del esposo, y puede hacer con ella lo que desee, porque no tiene opinión y no tiene derecho. Es inferior.

¿Como de esta unión de hombre y mujer resultante, puede nacer una sociedad de amor y de justicia?

Seguramente a eso le llaman amor, como le llaman también libertad, y le llaman justicia y nombran a Jesús, como el amor, que viene a defender a la mujer y a los niños, para que no se transformen una vez nacidos. Y los sacerdotes de la época, que dicen que lo mandaron crucificar, son hoy, utilizando su nombre, los  mismos  sacerdotes que ocupan las iglesias y que desprecian a las mujeres.

¿Que ha variado, en este tiempo? Solo que utilizan el nombre de Jesús, pero hacen lo mismo, adorando a los mismos dioses paganos, pero santificándolos, como lo hizo el papa, en Barcelona, con unos rituales de fuego y agua, ya es un lugar para el culto.

Nada ha variado,

Sócrates, cuando le dijeron que hablase del amor, lo hizo en el Banquete, a través de una mujer.

Y sé que se acerca mucho más a la verdad. No por ser mujer, sino por su condición de madre, de varones y de hembras, porque es la única capaz de ver y sentir la igualdad durante nueve meses en su interior.

Le permite comprender por sí misma, la fascinación de la vida, la grandeza, la igualdad, el amor que dentro de ella permite la formación de un ser, que antes de nacer, es puro, es inocente, es hermoso, y una vez nacido, lo harán completamente diferente, porque ya le separaran de los brazos del amor, para ser educado por el dolor.

Separación de la madre y del hijo, ¿cómo puede una madre, soportar tanto dolor?

Solo dejando de amar, pariendo hijos para el dolor y el sufrimiento.

Porque una madre no puede engendrar en cautividad, no lo hacen los animales, menos una madre.

Porque una madre, necesita engendrar desde el amor, y la han sometido, le han quitado la libertad.

Claro, que quitándole la libertad, le han quitado su carisma. Ese es el carisma de la madre. El que le han arrebatado, para que esos hijos, sean hijos del dolor, y sobre el dolor, crear su imperio.

La llegada de Jesús a la tierra, no varió nada. La mujer sometida continua, y vemos que incluso agradecida, de pensar que es su carisma, y que eso le llevara al reino de los cielos.

Si la imagen de dios, es lo que reflejan los sacerdotes, Obispos, Cardenales incluido el Papa, ya que dicen ser los representantes de Dios en la tierra, y ellos están en posesión de la verdad, ya que tienen la osadía de imponer sus creencias a los demás, realmente que vida futura más cruel les espera a las mujeres. ¿Porque si dios es machista en la tierra, a través de sus interpretadores, también lo será en el cielo.

Pobres mujeres, que quieren ahora ser ellas sacerdotes, creyendo que así, harán mas justo y libre al dios de las iglesias.

La transformación no consiste en hacer las mujeres, lo que hicieron terriblemente mal los hombres. La transformación consiste en dejar de hacer todo aquello, que nos llevo a este final tan injusto y tan cruel, y no repetir nada de lo realizado.

La iglesia presume de hacer caridad, y de ayudar al pobre y necesitado. No veo yo ni al Papa, ni a los cardenales, trabajando para ganar el dinero que necesitan los pobres del mundo, solo meros intermediarios de lo que la sociedad les da, y ante la pobreza reinante en el mundo, el dinero no llega a su destino, se queda, en palacios, en coches, en actuaciones fastuosas, o en intrigas políticas y de poder. Lo que siempre fue y lo que sigue siendo.
No es una institución de amor, sino que es una institución económica y política dictatoría´

Yo, como mujer y madre, les libro de todo lo que piensen que puede hacer por mí. Ni en esta vida ni en la futura. Nada de lo que puedan hacer me va a ayudar, y desde luego, no necesito de sus oraciones, ni de las mujeres que su carisma es rezar por otros, tampoco lo necesito. Por lo tanto, tampoco necesito conventos, catedrales y lugares de culto, realizados con tantos sufrimientos a lo largo de los siglos, creando pobreza en los pueblos, para ser ellos, los poderosos del mundo. Lo sueltan ahora, ese patrimonio, porque ahora cuesta mucho dinero mantenerlo, al no haber esclavos a quien obligar a trabajar gratis.

Lo único que necesito, es que nunca jamás, exista una inquisición ni una dictadura, porque por lo que he escrito, por mucho menos, me quemarían o me matarían según la época.

Pensar que le tengo  aun miedo, y que he pertenecido a esa misma institución y en ella, se criaron mis hijos, y a día de hoy, como madre, que ha sentido el amor hacia sus hijos, reflexiona ante lo que ha realizado, y solo piensa en no volver a caminar por la senda que jamás debió de caminar, salirse del camino del dolor, y dentro de sí misma, como un bebe que se gesta en su interior dejar crecer el verdadero sentimiento de saber amar. Y para eso, no se necesita religiones, ni misas, ni catedrales, solo se necesita, dejarle crecer, como crece la vida dentro de una madre, sin que ella tenga que realizar nada, solo dejar ser, solo dejar que crezca.

Y creemos que hemos avanzado.

 

Despertar

Posted on Enero 26th, 2011 in General by conchitalloria  Tagged

Tomar conciencia de lo que vivimos. Tomar conciencia de lo que pronunciamos. Tomar conciencia de lo que escuchamos.

Eso es en parte el inicio del Despertar.

La culpa es de…Zapatero….dicen unos. Otros dicen la culpa es de la ambición de los mercados….

¿Desde cuando existen los mercados?

¿Desde cuando gobierna Zapatero?

Hace unos meses, a la mayoria de los ciudadanos ni les sonaba lo que eran los mercados, lo mas cerca que tenian de saber de ello, era el mercado de frutas, carnes y verduras.

De golpe, se encuentran con un mercado de dinero. ¿Y quieren que el pueblo opine de quien es el culpable y de como uun problema ocasionado por los mercados, se solucione en dos dias?

Este es el problema de vivir dormidos. No saben, no oyen, no entienden, no se enteran, pero cuando de repente, se encuentran el problema, culpan a una persona, un dios, o un diablo del problema y le exigen solución.

Pero ademas, solución inmediata. No nos confundamos.

Por favor, despertemos, tomemos conciencia de lo poco que sabemos, y en que lios nos metemos sin conocimiento. Y despues, que otros, nos lo solucionen. Como niños pequeños jugando con  fuego.